lunes, 12 de octubre de 2009

¿Cómo encender 1000 millones de nuevas lamparitas?

Por Dwayne Ramakrishnan
Traducción de Claudio Pairoba

Es una idea que nos deja atónitos. En el 2008, de acuerdo a las Naciones Unidas, la India ocupaba el cuarto lugar entre los productores de dióxido de carbono a nivel mundial. En ese momento, producía 1,5 millones de toneladas métricas, o un 5,3 % de las emisiones a nivel mundial. Hoy, India ocupa el tercer lugar entre los países contaminantes después de China y los EE.UU.

Y todavía hay más de 400 millones de hindúes que no están conectados a la red eléctrica. Eso es más de un tercio de la población de este país de 1100 millones de habitantes, más que la población entera de los EE.UU. Traer a toda esa gente a la era moderna es el próximo desafío.

Permitiéndoles usar cosas que damos por sentadas, como luces, TV, heladeras y computadoras, se aliviará un gran sufrimiento. Pero al hacer esto, mientras se atiende las necesidades en constante aumento de una clase media urbana que crece rápidamente, India está creando una nueva crisis medioambiental.
Hoy en día, India importa el 70 % de su petróleo, mientras que el 50 % de su electricidad proviene de plantas que usan carbón. Su sobrecargada infraestructura difícilmente puede responder a sus necesidades actuales, mucho menos a la vasta expansión en ciernes. Por esta razón, el gobierno de Manmohan Singh ha colocado a la energía nuclear en el centro de su agenda política, económica y de medioambiental.

Luchas presentes y progresos futuros
Esto no ha ocurrido sin costos ni desafíos. El Primer Ministro rompió con los aliados de izquierda en su coalición y estuvo a punto de perder su puesto debido al tratado nuclear con los EE.UU., el cual es clave para el plan nuclear. La votación fue muy pareja y sucia, incluyendo escándalos de compra de votos, pero Singh y el Partido del Congreso prevalecieron, y lo llamamos un hito histórico.

El acuerdo no solo le da a la India acceso a tecnología nuclear, sino que los votantes respaldaron la movida, dándole al partido gobernante una victoria arrasadora en un año de elecciones generales, con la expectativa de que el sector rural de la India se desarrolle. Una parte central de ese desarrollo, por supuesto, depende de llevar electricidad a vastos sectores del campo.

De la misma manera que muchas economías mundiales, India no tiene hoy buenas opciones respecto de sus necesidades energéticas. A corto plazo, no tiene muchas más posibilidades que aumentar la compra de combustibles fósiles. Y mientras que la India estaría interesada en aumentar el uso de fuentes de energía renovables (como prácticamente todo el mundo excepto las compañías de petróleo y sus abusivos seguidores en el Partido Republicano así como entre los lobistas (quienes han recurrido a increíbles mentiras en avisos de televisión diciendo que el dióxido de carbono es “verde”) hay una falta de opciones probadas que puedan aplicarse en la manera que la India necesita.

Enfrentando desafíos similares, China busca establecer un liderazgo industrial en una cantidad de áreas tales como tecnologías limpias de captura de carbono y de carbón, energía solar y un contínuo ascenso en el uso de energía nuclear. Con su falta de capacidad manufacturera, las primeras no son opciones viables para la India. Pero con respecto a la energía nuclear, los dos gigantes emergentes tienen ambiciones similares.

Hoy, China tiene 11 reactores nucleares produciendo 8 GW de potencia, pero planea aumentar ese valor en 10 veces para el 2020.
Pero India planea ir más lejos. Hoy tiene 4,7 GW de potencia de 17 reactores, y planea incrementar ese valor 100 veces para llegar a 470 GW de potencia para el 2050. Eso la convertiría en el productor más grande de energía a nivel mundial por un márgen considerable. El productor más grande de energía hoy en día, los EE.UU., produce solamente 101 GW de energía nuclear.

Durante la próxima década la ganancia será poca, con un aumento en la contribución de la energía nuclear al consumo energético de la India del 3 % al 6 %. Pero para el 2050, esa contribución aumentará hasta alcanzar entre un tercio y un 50 % de las necesidades energéticas, dependiendo del crecimiento total del consumo.
Esta política es, y continuará siendo, muy controvertida en la India porque la energía nuclear es y no es verde. Es verde porque la producción de energía nuclear no produce dióxido de carbono, aunque la construcción de una planta y la producción y traslado de los materiales sí causa gran cantidad de emisiones.

Sin embargo la energía nuclear no es verde porque el desecho de plutonio producido es radioactivo y dañino para la vida por miles de años. Dónde y cómo almacenar esos residuos de manera segura ha sido objeto de preocupación y protesta de los defensores del medio ambiente por años.

Buscando la solución
El Primer Ministro Singh cree que los científicos indios serán capaces de resolver este problema. Más de 2000 investigadores están trabajando para desarrollar una tecnología que recicle los desechos de plutonio para reusarlos en la generación de energía. Esta metodología un material llamado torio, el cual puede conseguirse en grandes cantidades en la India.

Reciclar materiales radioactivos es el sueño verde de la industria nuclear, pero esta tecnología no ha sido probada y los intentos de desarrollarla han sido abandonados por varios países. India conserva las esperanzas y ha anunciado el inicio de la fase dos del programa.

Los activistas del medio ambiente, incluyendo antiguos aliados del gobierno son escépticos. SP Udayakumar de la Alianza India de Movimientos Antinucleares dice que el Primer Ministro está llevando al país por el camino equivocado. “La tecnología no está probada. Si seguimos adelante la cantidad de carbón producida por construir, mantener y operar plantas nucleares mostrará que es una tecnología altamente contaminante. Si no funciona nos vamos a quedar con desechos que serán seguros después de 24000 años. Vamos a pagar las consecuencias de esta apuesta por muchas generaciones”.

La batalla esta por recomenzar. Cualquiera sea el resultado, es claro que la estrategia energética estará en el centro de las batallas políticas y económicas que darán forma al futura de la India y del mundo.

Fuente
EconomyWatch.com
http://www.economywatch.com/economy-business-and-finance-news/nuclear-india-powering-the-future-30-09.html

viernes, 9 de octubre de 2009

NASA hace doble impacto en la Luna, buscando agua; nada se ve

Por SETH BORENSTEIN © 2009 The Associated Press

(AP) _ La NASA hizo estrellar el viernes dos artefactos espaciales en el polo sur de la Luna, en un intento por detectar hielo oculto bajo la superficie, pero pasadas casi dos horas después, las prometidas imágenes espectaculares del espectáculo estaban ausentes.

Los instrumentos confirmaron que un cohete vacío se estrelló en el satélite natural a las 1131 GMT, seguido cuatro minutos después por una sonda con cámaras que se supone sacaron fotografías del primer impacto.

El gran espectáculo que la NASA había prometido, sin embargo, realmente no ocurrió. Las pantallas mostraron imágenes borrosas y ningún fotografía inmediata del impacto o de la nube de polvo lunar de seis millas de alto que buscaba crear la misión.

Las autoridades de NASA dijeron que sus instrumentos estaban trabajando, pero que las planeadas fotografías en vivo estaban ausentes.

Casi media hora después de los impactos, la NASA había prometido colocar fotografías recién obtenidas en su sitio en Internet, pero hasta una hora después sólo se mostraban imágenes de la aproximación, dijo el vocero de NASA Grey Hautaluoma.

Muchas personas se levantaron antes del amanecer para observar el impacto del cohete. Quienes asistieron al Observatorio Griffith de Los Angeles se veían unos a otros desconcertados.

El cohete experimental y la sonda que lo siguió estaban en una misión de búsqueda de hielo oculto bajo la superficie lunar. El impacto deliberado del cohete no tripulado buscaba levantar una nube de polvo lunar para ver si entre los residuos había rastros de agua.

La sonda espacial, llamada LCROSS (L-cross), iniciales en inglés de Satélite para la Observación y Medición del Cráter Lunar, tenía cinco cámaras y cuatro instrumentos científicos más a bordo. Antes de estrellarse también, se suponía que la sonda estaría sacando fotos y transmitiéndolas a la Tierra.

En el primer golpe del viernes, una parte de 2,2 toneladas de un cohete chocó contra la Luna al doble de la velocidad de una bala, lo cual equivale a la potencia de 1,5 toneladas de dinamita. Cuatro minutos después ocurrió lugar el segundo, con una fuerza menor. Como estaba planeado, la sonda enviada por la NASA se separó en dos partes la noche del jueves.

Para quienes temen que choques semejantes a los del viernes pudieran causar un cambio de órbita del satélite o la caída de pedazos enormes en la Tierra, los científicos de la agencia espacial tuvieron algunas palabras tranquilizadoras.

Aseguraron que ese tipo de colisiones no tienen en la Luna un efecto mayor a una pestaña que cae en un avión. Aunque el impacto puede parecer grande, así también es la Luna.

Además, esto es algo que ocurre cuatro veces al mes en la Luna, afirmó Dan Andrews, el jefe de la misión. La única diferencia es que las otras colisiones son de rocas espaciales.

Se trató de la vigésima colisión artificial con la Luna, cuya mayoría ha sido a propósito, desde que los rusos realizaron la primera hace 50 años, que se cumplieron el mes pasado. Esto sin contar las ocho veces en que el hombre lo intentó pero por alguna razón no acertó a la Luna o no pudo efectuar el despegue.

La idea de los terrícolas dándole manotazos a la Luna ha permeado en la cultura popular por más de un siglo. La imagen más presente data de la película clásica de 1902 "Viaje a la Luna", en la que un cohete con forma de bala se encaja en un ojo del rostro humano que representa al satélite.

___

En internet:

Página de la NASA:

http://www.nasa.gov

Sitio Save the moon en Twitter:

http://twitter.com/helpsavethemoon

viernes, 2 de octubre de 2009

Bebés nacidos en países ricos soplarán las cien velitas

La investigación estima que más de la mitad llegará a los tres dígitos, respaldados por hábitos dietarios y de salud. Un problema para la economía.

Según los expertos, los seres humanos viven ahora cuatro etapas de vida, que son niñez, adultez, joven vejez y vieja vejez e indicaron que aquellos de mayor edad suelen llegar a esa etapa con menos problemas de salud que en el pasado.

“Nacer en cuna de oro” podría ser el slogan del estudio. Es que un grupo de científicos daneses estimó que más de la mitad de los bebés nacidos recientemente en Gran Bretaña y en otros países ricos vivirán hasta los 100 años respaldados por sus hábitos dietarios y de salud.

La investigación, elaborada por expertos de la Universidad del Sur de Dinamarca y publicada en la revista médica británica The Lancet, aseguró que los niños nacidos en la actualidad pasarán su vejez sin tantos problemas de salud, según informó la agencia Ansa consignada por Télam.

El profesor Kaare Christensen, que dirigió la investigación, afirmó que la expectativa de vida aumentó paulatinamente desde 1840 y aseguró que desde ese entonces no hay signos de que se desacelere. En 1950 la probabilidad de alcanzar la edad de 80 ó 90 años era en promedio de un 15 a un 16 por ciento para las mujeres, y de un 12 por ciento para los hombres. Llegado el nuevo milenio, en 2002, ese porcentaje aumentó a 37% para mujeres y 25 por ciento para varones.

Según los expertos, los seres humanos viven ahora cuatro etapas de vida, que son niñez, adultez, joven vejez y vieja vejez e indicaron que aquellos de mayor edad suelen llegar a esa etapa de la vida con menos problemas de salud que en el pasado.

El profesor Christensen explicó que en países como Gran Bretaña las personas de edad muy avanzada tienden a tener menos problemas y limitaciones físicas, a pesar de un aumento de enfermedades crónicas como consecuencia de las mejoras en los diagnósticos y tratamientos de trastornos como problemas cardíacos y cáncer. "La gente no sólo está viviendo por más tiempo que en el pasado, sino que además lo hace sin tantos problemas de salud", destacó.

Por su parte, el profesor Alan Maryon-Davis, presidente de la Facultad de Salud Pública de Gran Bretaña, afirmó que lo más importante "es que la prevención es mejor que la cura" porque con ello "no estamos sólo agregando años de vida, sino vida a los años", subrayó.

El efecto colateral del incremento en la expectativa de vida se verá reflejado en un serio impacto en el futuro de la asistencia sanitaria en Inglaterra. El Ministerio de Salud británico consideró que "para 2040 creemos que 1,7 millones más de adultos necesitarán de servicios de asistencia. Queremos poder ofrecer cuidados de salud muy buenos para todos aquellos que los necesiten, y por esa razón tendremos que cambiar radicalmente la forma en que el sistema es financiado".

Fuente:

http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=30541

Las vacas con nombre dan más leche

El estudio científico demostró que las vacas "nominadas" dan al año 214 litros más que el resto. El hallazgo recibió el premio IG Nobel por hacer reír y pensar.



“Señora Vaca, señora vaca, yo le doy las gracias por todo lo que nos da”, puede que empiecen a cantar los tamberos argentinos si quieren aumentar la producción lechera. Según un estudio científico de la Universidad británica de Newcastle, las vacas que son tratadas más cariñosamente y que tienen nombre propio dan más leche que las NN.

La investigación contó con la participación de 516 granjeros del Reino Unido y arrojó como resultado que las vacas “nominadas” daban al año 214 litros más que el resto.

"Lo importante es tratar a las vacas como si fueran personas", afirma Dennis Gibb, propietario de una vaca en las proximidades de Newscastle upon Tyne. "Tenemos más de trescientas y a muchas las hemos bautizado con nombres de flores o de árboles", explicó el productor al diario inglés The Times.

Gibb conforma parte del 48 por ciento que se mostró de acuerdo con que el contacto humano positivo era beneficioso para la producción lechera. También se refleja en los dos de cada tres granjeros que aseguraron conocer a todas las vacas de su cabaña.

Los autores de ese estudio, Catherine Douglas y Peter Rowlinson recibieron el premio a la medicina veterinaria de "IG Nobel" que cada año distingue a las "investigaciones que hacen reír y también pensar".

La ceremonia celebrada el jueves en la Universidad de Harvard (EEUU) contó con la presencia de distinguidos científicos del premio Nobel, entre ellos Rich Roberts, que ganó el de Medicina en 1993, y Sheldon Glashow, galardonado con el de Física. Ellos fueron los encargados de entregar el galardón.

La investigación sobre vacas lecheras no fue la única que realizó un descubrimiento. Un grupo de científicos quisieron determinar si era mejor ser golpeado en la cabeza con una botella vacía o llena. Si bien se desconoce la identidad de los voluntarios que se sometieron a la dolorosa prueba, se halló que es más difícil romperles una botella vacía.

Fuente:
http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=30543

Entradas populares