lunes, 28 de junio de 2010

Los jaguares, locos por Calvin Klein

Laura Plitt

BBC Mundo, Medio Ambiente



Si para sus próximas vacaciones tiene previsto ir de safari o visitar una reserva natural le recomendamos, por las dudas, no perfumarse con Obsession para hombres, una de las fragancias más populares de Calvin Klein. A menos que entre sus planes esté incluido un encuentro con un jaguar, frente a frente.

Después de estudiar el comportamiento de estos felinos durante tres años en la Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala, los científicos de la Sociedad para la Conservación de la Naturaleza (WCS, por sus siglas en inglés) concluyeron que este perfume ejerce una atracción inequívoca sobre estos animales.



Los investigadores utilizaron el perfume para atraer a los felinos por más tiempo hacia una serie de cámaras escondidas en distintos puntos de la reserva y así lograron tomar fotografías y videos que les permitieron hacer una evaluación más precisa sobre la población de jaguares en la reserva.

Si bien la idea de que esta fragancia en particular -comparada con otros 23 perfumes de renombre internacional- atrae y estimula a los animales fue descubierta en el zoológico del Bronx, en Nueva York, Estados Unidos, en 2003.

En esta ocasión, los científicos aplicaron este conocimiento para estudiar a los jaguares que viven libremente en la reserva.

Cuando se llevó a cabo el estudio inicial en Nueva York con guepardos, Obssesion encabezó la lista (obligando a los animales a detenerse para olerlo durante más de once minutos). L'Air du Temps de Nina Ricci ocupó el segundo lugar (cerca de diez minutos), mientras que fragancias como Beautiful de Estée Lauder o Charlie, de Revlon, sólo pudieron atraer la atención de los animales por pocos segundos.
Un bosque con olor a perfume

Durante el proceso de investigación, los científicos colocaron a una distancia de aproximadamente un metro de cada cámara trampa una estaca de madera cubierta con un estropajo rociado con Obssesion.

"Comenzamos a notar que los animales pasaban más tiempo frente a la cámara y así fue como pudimos tomar más fotografías", le dijo a BBC Mundo Rony García, director del Departamento de Investigaciones Biológicas de WCS Guatemala.

"Al detenerse por más tiempo, los jaguares le dan a la cámara la oportunidad de activar su sensor y entonces no sólo obtenemos más imágenes, sino también fotos del individuo desde distintos ángulos", añade.

Con la ayuda de la fragancia los investigadores lograron hacerse una idea más precisa de la cantidad de jaguares que habitan en la reserva, ya que las fotografías en primer plano permiten identificar a cada individuo por su pelaje único.

Además, las distintas perspectivas y ángulos hicieron posible identificar el sexo de cada animal, algo que antes era casi imposible de detectar.

"Muchas veces no podíamos darnos cuenta porque, como pasaban muy rápido, en la foto veíamos solamente una cola o una pata", explica García.
Un cierto no se qué

Pero, ¿qué tiene esta fragancia que enloquece a los felinos? ¿Cuál es el secreto?

Difícil de explicar, sobre todo porque las empresas protegen con mucho celo los ingredientes y la fórmula de sus fragancias.

Para Ann Gottlieb, una experta en el arte y la ciencia de los aromas que participó en la creación del perfume, la clave está en la combinación del sabor de la vainilla mezclado con una esencia fresca y selvática.

Explicación aparte, el resultado empírico del proyecto en Guatemala fue lo suficientemente contundente como para impulsar a los investigadores a extender el uso de este perfume a otras investigaciones sobre felinos y otros mamíferos que se realizan en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Perú y Ecuador.

Posiblemente, estos estudios permitan responder a otras preguntas que los investigadores de WSC aún no han logrado descifrar, como la diferencia de la influencia del perfume en machos y hembras o que pasaría, por ejemplo, si se usa Obession para mujeres, y no para hombres.

Fuente:

http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/06/100625_jaguares_obession_fotografias_lp.shtml

viernes, 25 de junio de 2010

Noticias del pasado creativo



El espíritu creativo ha vuelto a las andadas, en esta oportunidad en una noche fría de 1865. El químico Friedrich Kekulé acaba de descubrir la esquiva estructura de la molécula de benceno, un importantísimo hallazgo para la química orgánica. Kekulé atribuye su descubrimiento – y tendremos que confiar en su palabra – a una visión que experimentó mientras soñaba despierto.

El señor Kekulé informó, que después de un largo día de reflexión, estaba relajándose frente al fuego, mientras contemplaba las brasas que volaban en el hogar en esquemas circulares. Dice que entonces cayó en una suerte de ensueño, y que mientras semidormitaba comenzó a ver que las chispas bailaban como formando una serpiente. De pronto formaron un círculo remolineante, como si fueran una serpiente mordiéndose la cola. Kekulé afirma que entonces despertó de golpe con una imagen nueva y precisa de la estructura de una molécula de benceno: ¡un anillo!

El enfoque de Kekulé en cuanto a la solución de problemas: Piensa mucho, luego relájate y permítete soñar.

Fuente:
El espíritu creativo. Daniel Goleman, Paul Kaufman y Michael Ray. Ed. Vergara.

jueves, 24 de junio de 2010

La vuvuzela suelta

Por ROGER COHEN
Traducción de Claudio Pairoba

21 de Junio de 2010



Johanesburgo – Lo llaman la “vuvuzela suelta” del Mundial. Se derriten mientras él desparrama amor, saltando en los brazos de sus jugadores como un tierno osito con aros de diamante y sin cuello.

No se cansan de sus expresiones secas, como cuando contesta a las preguntas sobre su estilo de besos y abrazos respondiendo que todavía prefiere a las mujeres, especialmente su novia “Verónica, que es rubia y tiene 31.”

A los 49, Diego Armando Maradona no es rubio ni tiene 31. Pero es el Sr. Sin Libreto en la era de los mensajes prearmados, el Hugo Chávez del fútbol global. Como entrenador de un increíblemente talentoso equipo argentino, uno armado a la imagen de sus extravagantes habilidades, Maradona está pasando por una buena Copa Mundial.

Al genio se le permite mucho. Y así debería ser.

El contraste con algunos de los más encorsetados rivales de Maradona, incluyendo al francés Raymond Domenech y el manager inglés Fabio Capello, no podría ser más marcado. Domenech tiene la expresión del hombre que preferiría estar leyendo Foucalt cuando “Los azules” hacen implosión y después arman una barricada en abierto motín.

En cuanto a Capello, ha impuesto un régimen tan estricto que sus jugadores, sin sus esposas y novias, se ven ligeramente trastornados. Muchas prisiones europeas permiten visitas conyugales; no Capello. Wayne Rooney se fue de paseo. El lenguaje corporal de los jugadores ingleses recuerda al reo rumbo a la silla eléctrica.

Inglaterra en estos momentos es para el fútbol lo que la vuvuzela es para la música: una nota que no va a ninguna parte.

He tenido mis dudas con Capello desde que le quitó a John Terry la capitanía del equipo inglés a principios de este año porque había tenido un romance. Para un italiano, esto es un poco gracioso. La disciplina está muy bien, pero Terry es un líder y hubiera liderado. Inglaterra no está armando una barricada para la insurrección está cerca.

Así que aquí estamos, 10 días después del comienzo de la Copa Mundial, un evento de grandes proporciones. Y se esta convirtiendo en un lindo ejemplo de la efectividad de la contienda asimétrica.

Los poderes tradicionales con las armas poderosas están viéndoselas en figurillas: Italia, Francia, Inglaterra – incluso Alemania y España. Los insurgentes – Paraguay, Nueva Zelanda, Eslovenia, Chile, Uruguay, México – están llevando adelante emboscadas letales (y para variar los corajudos norteamericanos no son el blanco).

Suiza, derrotando a España por 1 a 0, se ha vuelto impredecible por primera vez en la historia. Los cucú perdieron sus relojes.

Incluso Corea del Norte, con cero fans – Kim Jung-Il no les permitió salir de su estado policial – mostraron una tenacidad sorprendente hasta su debacle con los portugueses. Estuvieron entrenando en un gimnasio público (“Virgin Active” en Eco Park) porque no podían pagarse otro tipo de instalaciones.

Perdón, sí tienen 100 “fans”, un pelotón de chinos contratados por Pyongyang que no están disponibles para entrevistas. En el país de lo bizarro, este episodio le sigue de cerca a Maradona.

Pero el entrenador argentino – quien probó mas de 100 jugadores durante las rondas de clasificación – gana. Ya le dijó a Pelé que “vuelva al museo”. Trató con desdén al presidente de la UEFA, Michel Platini, tratándolo de sabelotodo (antes de balbucear una disculpa).



Vistiendo traje brillante y zapatos brillantes, merodea el área lateral durante los partidos, pateando pelotas imaginarias, mostrándose como un entrenador enjaulado. Cuando todo termina, le planta un beso a cada jugador. Para él no hay Foucalt, ni manual de entrenamiento, ni teleprompter. Él se mueve con la sabiduría de las barriadas de Buenos Aires.

Dije genio. Maradona lo tuvo. Su “gol del siglo” en los cuartos de final de 1986 contra Inglaterra, cuando gambeteó a seis jugadores, vive en el recuerdo, al igual que su esfuerzo de la “Mano de Dios” en el mismo partido. Ambos fueron increíbles. Sus batallas contra las drogas y la obesidad desde su retiro han sido tanto públicas como dolorosas. Al igual que su país, que ha tenido todos los dones pero ha menudo los ha malgastado a medida que transcurría el siglo 20, él ha ido de un lado para otro.

Pero la pasión nunca lo abandonó. Maradona sabe que no hay ballet sin primera bailarina.

En la era del mediocampo sofocante – usar no uno sino dos jugadores mediocampistas como defensa es la nueva moda aquí – Maradona no la está siguiendo. Él hace jugar a un volante de habilidades como la seda, Angel Di María, al descontrolado Carlos Tévez, y al clínicamente furtivo Gonzalo Higuaín. Sobre todo, en su propia camiseta número 10, tiene a un colega genio y petisito, Lionel Messi de 22 años.

La destrucción de Corea del Sur por parte de Messi en la Victoria por 4 a 1, no incluyó un gol propio (Higuaín hizo 3), pero incluyó todo lo demás en el repertorio de un futbolista: pases de increíble sutileza, golpecitos cortos laberínticos, cruces con efecto, sorprendente control de la pelota en movimiento y 360 grados de visión al patear. Maradona le ha dicho a Messi, con razón, que juegue donde quiera.

El juego bonito ha sido tradicionalmente propiedad de Brasil. Pero Dunga, el entrenador brasileño, es uno de esos tipos que se manejan con los dos mediocampistas. Es el Sr. Adusto frente al Sr. Emoción de Argentina. Todavía, Brasil tiene que sambar y en Robinho y en Kaká en tren de despertarse, ha habido flashes.

Se avizora una batalla épica. Brasil puede tener la disciplina de la que Argentina carece al romper con lo establecido.

Por ahora, sin embargo, el manejo estilo vuvuzela suelta ha superado al control de esposas y novias. Una a favor para los hombres comunes y la vida sin libreto.

Fuente:
http://www.nytimes.com/2010/06/22/opinion/22iht-edcohen.html?src=un&feedurl=http%3A%2F%2Fjson8.nytimes.com%2Fpages%2Fopinion%2Findex.jsonp

lunes, 21 de junio de 2010

Aurora: sobre su origen y dos versiones poco difundidas.


Aurora es una ópera nacional argentina de Héctor Panizza. Fue la primera ópera estrenada en la temporada inaugural del Teatro Colón (Buenos Aires).




El aria principal originó la "Canción a la bandera"("Alta en el cielo"), que se conoce con el mismo título de modo independiente a la ópera completa y la cual es una de las canciones oficiales del Estado Argentino.

Historia
La ópera fue compuesta por el músico argentino Héctor Panizza (1875-1967), formado en el conservatorio Giuseppe Verdi de Milán, director de orquesta y autor de varias obras del repertorio lírico. En septiembre de 1908 se estrenó, coincidiendo con la inauguración del edificio del actual Teatro Colón de Buenos Aires. Es una pieza creada para exaltar los ideales patrióticos en vísperas de la celebración del Centenario.

El libreto de la pieza es de Luigi Illica, responsable de los textos de Tosca, Madama Butterfly y La Bohème de Puccini y de Andrea Chénier, de Umberto Giordano. Para acompañar al italiano y suministrarle la información histórica y el contexto nacional que debía dar sentido y referencia al argumento se sumó como argumentista el argentino Héctor Cipriano Quesada.
Aurora fue repuesta en el Teatro Colón en 1909, 1945, 1953, 1955, 1965, 1966, 1983 y 1999.

Tema
El título coincide con el nombre de la heroica y trágica protagonista y simultáneamente remite en forma metafórica a la alborada de la Independencia nacional, ya que la acción transcurre durante los sucesos de mayo de 1810 en la provincia de Córdoba y aparecen personajes históricos puntuales como Santiago de Liniers y Güemes. La pareja romántica era el joven patriota Mariano y la bella Aurora que es la hija del jefe de las fuerzas españolas en la ciudad mediterránea. Las tribulaciones de los amantes ocurren durante los hechos de la lucha por la Independencia. La obra tiene tres actos.

Fuente





Proverbios y musica



 * "Que curioso es el hombre, nacer no pide, vivir no sabe, morir no quiere.

* "Le pedi a Dios todo para gozar la vida, el me dio vida para gozarlo todo."

* "Afortunado el que vive tiempos interesantes."

* "Al comer retoños de bambú, recuerda al hombre que los plantó."

* "Ama a tus vecinos, pero no te deshagas de la cerca."



domingo, 20 de junio de 2010

Crece la compra de tierras por extranjeros. La Argentina en venta

Este artículo fue publicado en el año 2007. A pesar de ello, su vigencia es innegable.



03-04-07 Por Carlos Machado

La Federación Agraria Argentina confirma que unos 300.000 kilómetros cuadrados –el 10% del territorio nacional- están en manos de inversores extranjeros, que “se han beneficiado de la actitud flexible de los diferentes gobiernos nacionales y provinciales para adquirir millones de hectáreas y recursos no renovables, sin restricciones y a precios módicos”.

El diario francés “Le Monde”, con la firma de su columnista Christine Legrand y en una nota que fue reproducida en su edición de este domingo por “La Nación”, de Chile, hace referencia al crecimiento en la venta de tierras argentinas a millonarios extranjeros, que en este momento ya ha alcanzado al 10% del territorio. Señala que “Argentina está en venta, y ésa es la voz de alarma lanzada en Buenos Aires por economistas y ecologistas, además de la Iglesia Católica”, mencionando que esta última publicó, en septiembre del 2006, el documento “Una tierra para todos”, reclamando una política federal para resolver un problema que afecta a las comunidades indígenas y a pequeños campesinos expulsados de sus tierras.

Recuerda además que en los años ’90 el entonces presidente Menem declaró: “Tenemos tierra en exceso”, invitando a corporaciones extranjeras y a particulares a invertir, y que a partir de allí son cada vez más numerosos los extranjeros que adquieren vastas extensiones.

Gracias a aquella generosidad de Menem, no tardó mucho en iniciarse la “invasión” que comenzaron los hermanos Benetton, poseedores hoy de la mayor porción de territorio argentino en la Patagonia, estimada en 900.000 hectáreas. A ellos les siguió Ted Turner, el magnate de AOL-Time Warner y fundador de la cadena CNN, que compró unas 45.000 hectáreas en la misma región para dedicarse a su afición de “pescar truchas”. En esto de los placeres personales también se incluye el millonario Douglas Tompkins, que además de varias hectáreas en la Patagonia compró también una importante parte de los esteros del Iberá, en la provincia de Corrientes. Según Tompkins, su intención es “resguardar el ambiente y los patrimonios naturales”, mientras desde otros sectores se lo acusa de querer resguardar, en realidad, el agua que, dada su escasez, va a necesitar quizás muy pronto su país de origen. Recordemos que el pintoresco personaje encarnado por el piquetero oficialista y ex funcionario Luis D’Elía, en uno de sus tantos papelones, se publicitó hace varios meses en los medios blandiendo un enorme alicate con el cual, haciendo de “el gordito justiciero”, cortó los alambrados de acceso al campo de Tompkins en la provincia litoraleña.

Los avances de los terratenientes extranjeros continuaron con Joseph Lewis, uno de los empresarios más ricos del Reino Unido, quien suele pasar el verano austral en sus 14.000 hectáreas rodeando el Lago Escondido; Ward Lay, magnate de las papas fritas “Lay’s” y amigo de George Bush, que adquirió miles de hectáreas porque “la Patagonia me recuerda al Texas de los años ‘50”, además de viñedos en Mendoza; el belga Hubert Grosse, que compró 11.000 hectáreas en la provincia de Río Negro, donde sus amigos y turistas ricos van a jugar al golf y al polo; y el cantante Florent Pagny, enamorado del sur argentino y de una argentina, quien pasa parte del año en sus dos estancias de la provincia de Chubut.

Barato, pero lo mejor
Luego de una investigación efectuada durante tres años por todo el país, los periodistas Andrés Klipphan y Daniel Enz publicaron el libro “Tierras S.A.”, donde afirman que “en las provincias de Santiago del Estero y Chaco la hectárea cuesta lo mismo que una hamburguesa”, y que “hay treinta proyectos para regular esas ventas, en el Parlamento y en los gobiernos de las provincias, pero siguen en el cajón”. En tal sentido, agregan que los millonarios extranjeros “se han beneficiado de la actitud flexible de los diferentes gobiernos nacionales y provinciales para adquirir millones de hectáreas y recursos no renovables, sin restricciones y a precios módicos”.

Por su parte, la Federación Agraria Argentina confirma que unos 300.000 kilómetros cuadrados –el 10% del territorio nacional- están en manos de inversores extranjeros, una cifra que puede parecer mínima en relación a la superficie total del país, pero que equivale a más de la mitad de Francia. A su vez Gonzalo Sánchez, autor del libro “La Patagonia vendida”, quien entrevistó a la mayoría de los extranjeros que compraron tierras en el sur, asegura que “se puede comprar lo que quiera, en cualquier lugar, si se tiene el capital suficiente, incluso en los parques nacionales”.

Es que la Patagonia es una de las regiones más codiciadas. Solamente el 5% de los 37 millones de argentinos vive en esa zona austral del país, que de todas maneras representa la tercera parte del territorio nacional y contiene sus principales riquezas: energía hidroeléctrica, 80% del petróleo y el gas natural y una de las reservas de agua dulce más grandes del planeta. En contrapartida, la Patagonia es la región menos defendida, como se dijo, por los gobiernos nacionales y provinciales de turno, más inclinados a seguir la ancestral corruptela de entregar patrimonio nacional en tanto y en cuanto sus bolsillos puedan albergar las correspondientes “comisiones” devenidas de esas ventas.

Claro que hay otras provincias argentinas que también son blanco de compradores extranjeros. Por ejemplo los actores norteamericanos Richard Gere, Matt Damon y Robert Duvall poseen varias estancias en las provincias norteñas de Salta, Jujuy y Tucumán, y en Mendoza se han instalado consorcios vitivinícolas españoles, italianos y franceses.

Como para dejar algo para los inversionistas argentinos, podemos decir que el basquetbolista Emanuel Ginóbili invirtió más de dos millones de dólares en lujosos proyectos turísticos en las costas del Río Negro y en la ribera del Lago Correntoso, en la Patagonia, mientras el ex futbolista Gabriel Batistuta se convirtió en uno de los grandes terratenientes de la provincia de Santa Fe. En tanto, ya mucho se ha hablado de las inversiones del conductor Marcelo Tinelli -vecino de los Benetton en la Patagonia-, y mucho se habló también –aunque no lo hacen los medios que lo protegen o reciben su pauta publicitaria- del mal trato que le da a las comunidades mapuches que habitan esa región desde hace siglos, cuyos integrantes son expulsados o no pueden transitar por los ancestrales caminos que siempre han utilizado y que, por esas cuestiones de las “inversiones en tierras”, atraviesan por lo que hoy es “propiedad privada”.

Cuestiones todas éstas heredadas de la generosidad de un patético “visionario” que gobernó el país durante diez años, y afirmadas por la desidia de quienes lo sucedieron, que aunque aparentemente se encuentran opuestos a aquél en lo político, en los hechos son firmes continuadores de su obra de corrupción.

Fuente:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/68008

“Sabios” e “ignorantes”, o una peligrosa distinción para América Latina (4a. parte)

Última parte del artículo de Carmelo Polino del Centro de Estudios sobre Ciencia, Desarrollo y Educación Superior de Buenos Aires, Argentina.



La cultura científica debería entenderse entonces como la capacidad de la sociedad para incorporar la actividad científica en la agenda de los temas sociales, en la medida en que la misma sea funcional a los objetivos de la sociedad. Dicho de otro modo, en una correcta articulación que rescate los mejores valores intrínsecos del rumbo de la modernidad. Pensar la comunicación de la ciencia implica estar atentos a promover formas inteligentes, atractivas, que entusiasmen a la sociedad y le permitan
involucrarse en la definición, el seguimiento y la proyección del desarrollo científico y tecnológico local.

Una cultura científica entendida en estos términos, implicaría un verdadero proceso de maduración social y la puerta de entrada para que la ciencia forme parte de las preocupaciones o los discursos cotidianos. Cuando concebimos a la cultura científica como capacidad enciclopédica, reducimos considerablemente el horizonte de acción, y no parece que estamos haciendo un buen análisis de la ciencia y la tecnología insertas en contextos industriales, políticos y económicos cambiantes.

Lógicamente, esta perspectiva conduce a que adoptemos irreflexivamente un modelo de comunicación deficitario que, además de ideológico, no lleva a ningún lugar. Nos estamos perdiendo de vista los problemas más relevantes a atender. Antes que cambiar la mente del público, deberíamos cambiar las propias.

Fuente:
http://jcom.sissa.it/archive/03/03/F030303/jcom0303%282004%29F03_sp.pdf

sábado, 19 de junio de 2010

EE.UU. evita las medidas brasileñas de castigo aprobadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el tema de los subsidios ilegales al algodón

Por EconomyWatch
19 de Junio de 2010



El Jueves Brasil suspendió las medidas de castigo contra los artículos norteamericanos en referencia a una disputa por subsidios para el algodón, congelando hasta el año 2012 un tema de larga data que ha demostrado la influencia comercial de esa nación sudamericana.

El gobierno manifestó que se mantendrá un acuerdo logrado entre los dos países en Abril para evitar hasta U$S 829 millones en medidas de castigo sancionadas por la OMC contra artículos de los EE.UU. hasta que se obtenga una legislación agraria en el país del norte.

La actual legislación agrícola en los EE.UU., la cual incluye subsidios para los productores de algodón que para la OMC son muy altos y por lo tanto ilegales, expirará el 30 de Septiembre de 2012.

Bajo este acuerdo, los EE.UU. solicitaron hacer algunos cambios de corto plazo a sus garantías de crédito para exportación dándole a Brasil cerca de U$S 147 millones por año en concepto de daños para un fondo de “asistencia técnica” destinado a los productores de algodón.

“Brasil no excluye la posibilidad de tomar medidas en cualquier momento,” expresó Roberto Azevedo, el enviado del país sudamericano a la OMC, a los periodistas en Brasilia. “Es solo una suspensión de este derecho.”

El enviado agregó que Brasil podía responder en cualquier momento si los EE.UU. no respeta el acuerdo, aclarando que su país no está interesado en un enfrentamiento.

“Este proceso de negociación y reforma es mejor que cualquier acto de castigo que no trae beneficios para nadie en el sector privado de Brasil.”

Los analistas habían esperado que Brasil expresara de forma explícita que conserva su derecho a aplicar sanciones si el Congreso no actúa.

El acuerdo para evitar las medidas de castigo deja para más adelante el regateo que ocurrirá en el 2012 con la Ley Agraria en el Congreso norteamericano, un organismo conocido primero y principal por ocuparse de asuntos domésticos, de acuerdo a un informe de Reuters aparecido en el New York Times (1).

“Estamos conformes en haber logrado un acuerdo con Brasil en lo referente a la disputa por el algodón presentada ante la OMC, el cual suspendería la imposición de contramedidas,” dijo.

La OMC dictaminó el año pasado que Brasil tenía derecho a imponer medidas de castigo luego de haber considerado ilegales las medidas de subsidio del algodón así como el programa de garantías de exportación creados por el gobierno norteamericano.
En Abril, Brasil demoró por 60 días medidas de castigo comercial contras los EE.UU. después de que el gobierno del norte cumplió con la última de las 3 condiciones que Brasil había establecido para suspender los impuestos de aduana para la importación de productos norteamericanos.
El fondo de asistencia para el sector algodonero se destinará a áreas tales como asistencia técnica, marketing e investigación de mercado, antes que a subsidios para los granjeros brasileños.
Brasil había considerado tomar medidas tales como levantar las protecciones de patentes, lo cual hubiera perjudicado a los productores norteamericanos de medicamentos y productos químicos.
La OMC le había concedido previamente a dos países el derecho a tomar medidas de castigo en disputas comerciales, pero Brasil hubiera sido la primera nación en aplicarlas.


1. http://www.nytimes.com/reuters/2010/06/17/us/politics/politics-us-brazil-us-trade.html?_r=2&emc=eta1

“Sabios” e “ignorantes”, o una peligrosa distinción para América Latina (3ra. parte)

Por Carmelo Polino



En algunos círculos académicos de América Latina, afortunadamente, empieza a sentirse cierta inquietud por revisar el alcance de la noción de cultura científica y otros conceptos cercanos que utilizamos habitualmente, y proponer modelos alternativos que permitan hacer preguntas desde la óptica de nuestras propias realidades institucionales, sociales y políticas. Esta cuestión la hemos ido constatando a medida que desarrollamos una línea de trabajo común sobre el tema entre la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT/CYTED) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), junto a otras instituciones y organismos de la región.

El problema de la cultura científica en los países de América Latina no puede desconocer el hecho cruento de que millones de personas viven y mueren marginados en la más absoluta pobreza, y que en esta desgarradora deuda social la ciencia y la tecnología podrían convertirse en opciones de futuro. El fracaso histórico de nuestras sociedades también puede contarse desde la óptica de las oportunidades que hemos perdido para articular el conocimiento que se produce en los laboratorios con las aulas, las fábricas, las leyes y el mercado. La condición normal del desarrollo de la ciencia en la mayoría de los países de América Latina se caracteriza por su débil conexión con la estructura productiva, su inadvertido peso para la dirigencia política y por la tolerante, pero infructífera, valoración positiva de una amplia mayoría social que no sabe muy bien qué hacer con ella.

Los indicadores básicos permiten apreciar la poca cantidad de plata que nuestras sociedades destinan en conjunto a financiar el conocimiento. De esta forma, y aunque no sea una decisión ciudadana consciente, lo claro es que en términos generales la sociedad no espera que la ciencia local solucione sus problemas.

Lo paradójico es que no hay alternativa viable para un crecimiento sostenido sin ciencia y tecnología propias. El problema de la percepción de la ciencia cobra entonces un status diferente, y la cultura científica se revela ahora como una cuestión de la ciencia inserta en la dinámica social. ¿Qué utilidad tiene ahora insistir con el halo de superioridad del sabio y la caracterización del público como un ignorante al que hay que instruir? Su ventaja es dudosa. Y cuanto más lo miremos de esta forma, resultará más evidente que la dimensión cognitiva es sólo un aspecto más, relevante, pero sólo parcialmente.

En este sentido, las estrategias de comunicación más eficaces serán las que permitan aumentar el reclamo social para que se haga más y mejor ciencia y se desarrolle más y mejor tecnología.
Y en este punto podremos hablar de una sociedad cuya cultura está más o menos orientada hacia la ciencia, la tecnología y la innovación.

Continuará

viernes, 18 de junio de 2010

¡Gol! Los científicos anotan en el ranking de las estrellas de fútbol

Por Gisela Telis
Traducción de Claudio Pairoba



Si usted es nuevo en la locura de la Copa Mundial y se está preguntando cuál es el mejor equipo, la ciencia tiene una respuesta. Los investigadores han desarrollado un software que puede medir el éxito en el fútbol, creando un sistema de ranqueo más sofisticado para este deporte y una herramienta para analizar la performance en otras actividades grupales.

A diferencia del béisbol y el fútbol americano, el deporte más popular del mundo no tiene muchas estadísticas. Sólo existen un puñado de sistemas de ranqueo de fútbol, la mayoría de los cuales se basan en información limitada: número de goles anotados en un partido, goles asistidos y algunos índices de la dificultad e importancia de un partido. Aunque tales sistemas están creados para determinar cuales son los mejores equipos y jugadores, el hecho de que se enfoquen sólo en los tantos limita su exactitud, dice Luis Amaral, un Ingeniero en Sistemas Complejos de la Universidad de Northwestern, Illinois. “Uno termina sin ninguna información excepto sobre el jugador que hizo el gol y el jugador que lo ayudó.”

Amaral, un fanático del fútbol, quería medir la performance de jugadores y equipos de una forma que tome en cuenta las complejas interacciones dentro de un equipo así como la contribución de cada jugador. Así que se remitió a una fuente inesperada: las redes sociales. Aplicando las técnicas matemáticas usadas para mapear amigos en Facebook y en otras redes, Amaral y otros colegas crearon un software que puede rastrear el flujo de pelotas entre jugadores. A medida que el programa sigue a la pelota, le asigna un puntaje a los pases precisos así como a los pases que van a terminar en gol. Si el disparo tiene éxito, no importa.

“Hay mucha suerte involucrada cuando se llega a anotar,” explica Amaral. Solamente el flujo de la pelota hacia el arco y el papel que cada jugador juega en lograrlo se incluyen en el sistema de puntos del programa, el cual después calcula un índice de habilidad para cada jugador del equipo.

Cuando los investigadores usaron el programa para analizar los datos del Campeonato Europeo 2008, los índices se acercaron mucho a los resultados del torneo y las opiniones generales de los periodistas, entrenadores y otros expertos que sopesaron las actuaciones. Los resultados aparecen en un trabajo publicado en PLoS ONE (1).
Uno de los temas con cualquier clase de trabajo en equipo es asignarle el reconocimiento a la persona correcta,” dice Amaral. “La gente agresiva y gritona tiene más reconocimiento, pero con este análisis uno puede tener una idea más acabada de cuanto contribuye cada individuo al resultado final.”

“Este es un artículo interesante y aparece en el momento justo – el mundo está atado a la silla para el Mundial de Fútbol,” dice Alessandro Vespignani otro científico en computadoras de la Universidad de Indiana en Bloomington y también fanático del balonpie. “Pero es mucho más profundo que eso. Es una herramienta poderosa para analizar el rendimiento de cualquier equipo: equipos científicos, compañías, grupos creativos.”

Amaral planea aplicar el programa a otros deportes y campos y ya está ingresando datos del Mundial 2010 – con un motivo. “Soy de Portugal, y quedé desilusionado de la forma en que jugamos el Martes,” dice. (Su equipo empató 0 a 0 con Costa de Marfil). “Tengo mucha curiosidad por saber que puntaje nos da el programa – tal vez jugamos mejor de lo que pensé.”
Fuente:
http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/06/goooal-scientists-score-in-ranki.html

1. http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0010937

lunes, 14 de junio de 2010

El argentino que venció al Pentágono

Extracto de la nota publicada en Clarín el 13/06/10. El artículo completo puede leerse en http://www.clarin.com/zona/argentino-vencio-Pentagono_0_279572193.html

Por Gustavo Sierra


Juan Torres perdió a su hijo soldado en Afganistán. Creía que lo había matado la mafia de la heroína. Luego, descubrió que había sido una medicina que le dio el propio Ejército. Logró que prohibieran la droga en todo el mundo.

Juan Torres se inclina sobre la corona de flores resecas, toca la bandera de las tiras y las estrellas y dice algo. “Le hablo a mi hijo, le hablo “al cabezón”. Le digo que esté bien. Que yo estoy bien. Que su madre y su hermana también lo están. Y que voy a seguir la lucha por él”, dice Juan mirando de reojo la larguísima lista de muchachos de Chicago muertos en las últimas guerras, desde Vietnam hasta Afganistán, grabadas en la piedra del monumento levantado en pleno centro de la ciudad del viento. “Fiiiijate”, me remarca con su inconfundible acento cordobés, “son todos apellidos hispanos. Los hispanos somos la carne de cañón”. Y se inclina nuevamente sobre la pequeña corona de flores secas y vuelve a murmurar. “Le dije a mi hijo que no se preocupe. Que voy a seguir luchando para que no haya más chicos hispanos que tengan que ir a la guerra para poder progresar. Le dije que no van a ir más engañados como él. Le dije que él no murió para nada”, me cuenta este argentino cuando ya salimos del lugar y caminamos por la avenida Wabash mientras el viento de la primavera nos barre como si fuéramos hojas.

Juan logró vencer al Pentágono y a una de las empresas farmacéuticas internacionales más poderosas del mundo. Ya no podrán suministrar a los soldados, ni a nadie, las pastillas contra la malaria que terminaron matando a su hijo Juan/John cuando cumplía con su servicio como soldado en el Ejército estadounidense en Afganistán. Está esperando que termine el juicio que les inició para cobrar la compensación con la que armará una fundación dedicada a ayudar a los soldados que regresan con afecciones psicológicas tras la guerra y a que el Ejército no los use como “conejito de Indias” suministrándoles medicinas que no están probadas fehacientemente.

Pero por sobre todo, para poder seguir con su campaña de alertar a los chicos de las escuelas de los barrios pobres hispanos que no se dejen engañar por los reclutadores de las fuerzas armadas. “Ahí está el nudo de todo. Se llevan a los chicos cuando aún son menores de edad. Les prometen que van a ser héroes de películas, que les van a pagar la universidad, que van a viajar. Y es todo mentira. ¡Si a mí me quisieron cobrar hasta el préstamo que le habían dado a mi hijo para que estudiara! Pero ya había terminado su carrera hacía mucho y ni sé qué pasó con el dinero. Pero igual me lo querían cobrar. ¡Es todo una gran mentira!”, sigue contando Juan mientras nos subimos a su camioneta marrón y se dispone a manejar hacia su casa de Schillerr Park, a una media hora del centro de Chicago.

Susana, la madre, envió varios pedidos de información sobre la muerte de su hijo a través del Freedon of Information Act. No le respondieron los dos primeros, pero meses después de presentar el tercero le llegó un sobre con nueve páginas clasificadas del reporte del psiquiatra del Ejército Robert Ensley escrito en junio de 2005. “Ahí es cuando se abre la caja de Pandora”, dice Juan. Ensley dice que Juan/John era un soldado más maduro que el promedio, competente y sociable. Y al final menciona la medicación que estaba tomando: Lariam, o mefloquine hydrochloride, una droga contra la malaria conocida por sus devastadores efectos secundarios.

En los años 80, el instituto Walter Reed de investigaciones del Ejército desarrolló la pastilla y le entregó la licencia al laboratorio suizo Roche. Era una gran solución para el Pentágono. Cada vez que enviaba soldados a una zona tropical tenía que gastar enormes fortunas en tratamientos contra la malaria por los que hay que tomar una píldora cada día. Lariam se suministra una vez a la semana. Pero se trata de una medicina absolutamente peligrosa. Provoca alucinaciones, depresiones profundas e induce al suicidio.

En 1997 ya se formó una primera organización de familiares de personas muertas a causa de esta droga. Y en 2002, una serie de investigaciones de dos reporteros de la agencia UPI probaron que la medicina que se receta a cientos de miles de soldados, trabajadores sociales y turistas “puede provocar cinco veces más problemas mentales que lleven al suicidio que cualquier otro tratamiento para prevenir la malaria como el antibiótico doxycline, por ejemplo”. El propio instituto Walter Reed publicó en un informe del 2004 que “al menos el 25% de los que toman mefloquine como dosis profiláctica experimentan efectos neurológicos y psiquiátricas negativos”.

La senadora demócrata por California Dianne Feinstein logró armar un comité de investigación sobre la droga en el Congreso, pero no se llegó a ninguna conclusión concreta. El entonces encargado general de salud del Ejército, James Peake, dijo al comité que “no encontramos evidencias entre el uso de Lariam y el suicidio de soldados. Sólo 4 de los 24 soldados que se suicidaron este año en Irak pertenecían a unidades a las que se les suministró esa droga”. Unos meses más tarde y como consecuencia de un pedido de informes de los Torres, el Ejército admitió que los suicidios a causa de la píldora no habían sido 4 sino 11.

El informe más contundente apareció en el Malaria Journal en marzo de 2008 firmado por el prestigioso infectólogo Remington Nevin. Dice que cerca del 10% de los 11.725 soldados desplegados en Afganistán que tomaron Lariam tuvieron graves efectos neurológicos. Y ahí se habla por primera vez de que esos efectos se potencian con el uso de algunas otras medicinas en forma paralela.

El año pasado Juan y Susana decidieron contratar al abogado Louis Font, un ex oficial del Ejercito estadounidense que pidió la baja desilusionado por la guerra y que se encarga de defender a los objetores de conciencia. Font consiguió que le remitieran todo el expediente médico y de servicio de Juan/John. Y allí encontraron la clave. A causa de los dolores estomacales, un médico del Ejército le dio unas pastillas para calmar la acidez. Fue lo que agravó las consecuencias del Lariam.

Las dos drogas juntas son fatales. Provocan inflamaciones en el pecho, alucinaciones y tendencias suicidas. Son efectos que aparecen de golpe y provocan dolores extremos en la persona. Finalmente, un juez federal aceptó el caso remarcando que por ley no se puede hacer juicio al Ejército pero sí al laboratorio Roche que elabora la droga. Fue cuando el Pentágono anunció oficialmente que ya no suministraría Lariam a sus soldados “por tratarse de una droga con efectos secundarios peligrosos”.

Roche retiró hace tres meses Lariam del mercado. La prensa estadounidense habla del cordobés Juan Torres como “el padre coraje” que logró vencer al Pentágono. La semana pasada se estrenó en Chicago el documental “Drugs and Death at Bagram” de Shaun McCanna que describe el camino recorrido por este argentino.

“Y ya estoy más tranquilo. Creo que para fin de año ya tendremos el juicio resuelto y me voy a poner a trabajar con la fundación que voy a crear en nombre de mi hijo. Yo no estoy contra el Ejército estadounidense pero no quiero que les sigan mintiendo a los chicos hispanos ni a sus padres. Como siempre digo, Juan/John me dejó un mandato. No puede haber más chicos que sean tratados como animales de guerra”, comenta Juan y besa el anillo de su hijo que lleva desde hace seis años en su mano derecha. Después mira la foto de ese chico de ojos brillantes, respira rápido y suspira profundo.

“Sabios” e “ignorantes”, o una peligrosa distinción para América Latina (2da. parte)

Por Carmelo Polino



Las consecuencias de manejarse en términos de “sabios” e “ignorantes”, sin embargo, están a la vista. Hemos transformado la comunicación de la ciencia en un acto pedagógico dentro de un contexto de enseñanza-aprendizaje y, por ello, siempre en el público existirá una laguna de conocimientos a ser llenada. La percepción de riesgos se reduce entonces a un problema de alfabetización. Si las personas supieran más, habría entonces menos resistencia a ciertas aplicaciones tecnológicas.

La aparición pública de la biología molecular ofrece incontables ejemplos donde este argumento es el que prevalece. El lugar común de las encuestas de percepción pública ha consistido en enfatizar la ignorancia científica y cierta insensatez en algunas actitudes precavidas de grupos sociales frente a campos de desarrollo científico que pueden considerarse promisorios. Nos quejamos entonces de que el público percibe mal la ciencia.

Pero el problema puede ser que estemos percibiendo mal al público. No se puede calificar tan livianamente de ignorante a una persona que manifiesta su desconfianza o incertidumbre ante los avances de la clonación, incluso cuando le falte conocimiento para distinguir las diferencias entre la clonación terapéutica y la reproductiva; pues lo que está en juego en su representación del tema, lo que le puede ocasionar vértigo, excede la comprensión de un concepto o una técnica. Se articula, más bien, con otros elementos de su cultura y representaciones del mundo.

La ciencia ha estado avanzando sobre terrenos que obligan interpelan la naturaleza de nuestra existencia misma y que, por eso, las respuestas exceden a la ciencia y a sus practicantes. Las respuestas son de la cultura de la sociedad ¿Por qué podríamos estar tan seguros entonces de que un mayor conocimiento científico conduce inexorablemente a un mayor apoyo y de allí a una mayor aceptación social de la ciencia?

Otro tanto podría decirse de aquél que mira con recelo las posibilidades que la teletransportación de átomos abre al universo de la física cuántica, preguntándose si algún día será posible que alguien desintegre a una persona en una punta de la ciudad para volver a integrarla en la otra. Si bien las intenciones de la amplia mayoría de los científicos y tecnólogos son indudablemente buenas, y los efectos de la ciencia y la tecnología en la sociedad han sido, ¿quién en su sano juicio podría negarlo?, en esencia abrumadoramente más benéficos que otra cosa, después de todo sí hubo sueños de la razón que engendraron monstruos. ¿Qué pretendemos que piense la sociedad de los científicos e ingenieros al servicio del estado que en este momento ponen a punto la parafernalia tecnológica de bombas inteligentes que explotan a diario en el suelo de Irak?

Desde ya que hay que combatir la falta de información, pero debemos reconocer que ello es un deber cívico que excede la información científica. ¿O acaso pensamos que una encuesta de comprensión de la pintura contemporánea o las leyes laborales arrojaría mejores resultados? La sociedad moderna – abandonados los ideales del uomo universale que lo comprendía todo- basa su estructura organizativa en la delegación del saber, el reverso de la moneda de la delegación del poder.

Se ha depositado así en los científicos e ingenieros -en los expertos en general- la confianza para resolver problemas de salud, higiene, seguridad, infraestructura, educación, urbanización, medio ambiente, etc. Corresponde a los expertos brindar información confiable y proponer alternativas tecnológicas acordes a garantizar el desarrollo social y el medio ambiente. En este sentido, no va a ser la industria privada quien asuma como propia esta aventura. El estado sigue siendo la garantía de que no se pierdan los objetivos fundamentales de fondo: una mejor ciudadanía, para una sociedad más justa.

Esta perspectiva hace palidecer un tratamiento de la cultura científica en términos del “modelo de déficit”. Parece evidente que ninguno de nosotros interactúa con la ciencia sólo cognitivamente; lo hacemos en “contexto de sentidos” y por eso cobra relevancia hablar de representaciones sociales. Considero que se trata de una miopía interpretativa reducir la noción de cultura científica a las cualidades de la alfabetización.

La defensa de un modelo deficitario de este tipo tiene consecuencias directas para la práctica de la comunicación, pues convalida una supuesta “inferioridad cognitiva” por parte del público, refuerza los prejuicios respecto a la capacidad de éste para acceder a la ciencia, y protege la legitimidad de la ciencia como saber superior. En el medio, perdimos la oportunidad de analizar la ciencia en una dinámica social y cultural más amplia y, por ende, más rica. Pero, fundamentalmente, margina la dimensión más relevante de todas: la democratización del conocimiento.

Continuará

sábado, 12 de junio de 2010

“Sabios” e “ignorantes”, o una peligrosa distinción para América Latina (1ra. parte)

Por Carmelo Polino



Nunca como ahora hubo tanta ciencia y tanta tecnología en tantos lados. La expansión de la información científica en la esfera social es francamente impresionante. En el diario, la televisión, el cine y la radio,las ideas científicas circulan libremente de lunes a lunes. La ciencia está metida en los teléfonos celulares, el champú, los discos compactos, la ropa de los atletas olímpicos, la comida, los perfumes y,
así, en tantos sitios que intentar enumerarlos sería insensato. Después de todo, ¿por qué tendría que resultarnos particularmente extraño hablar de ciencia y tecnología si finalmente el pensamiento científico moldea nuestras fibras más profundas? La sociedad actual, desarrollada o no, vive inmersa en una
cultura científica y tecnológica que guía el curso de los acontecimientos más fundamentales.

Aunque por supuesto el sentido común obliga a admitir que la mayoría no somos plenamente consciente de sus alcances y consecuencias. Tal vez esto ayude a comprender por qué todavía sentimos algo de pudor cuando en una reunión social comentamos que nuestra actividad consiste en difundir la ciencia o analizar
de qué forma circula y repercute en la opinión pública; puede que vivamos con el temor de que alguien nos mire con extrañeza e incredulidad y nos pida que le expliquemos en qué consiste eso de la comunicación científica, o los estudios sociales de la ciencia; o, mucho peor aún, que nos veamos ante la embarazosa situación de ensayar una respuesta para justificar la importancia de pensar la ciencia en la vida cotidiana.

Sospecho que este temor, por cierto en absoluto infundado, se conecta con
frustraciones que tienen su origen en la utopía irrealizada de la cultura moderna. Ésta vaticinaba el progreso social a consecuencia de revoluciones científicas y tecnológicas superadoras de los defectos de la condición humana. Mi conjetura es que el fracaso de los ideales de la modernidad también fue la derrota de la ciencia en su
carácter de actividad social comunicándose con amplias audiencias alejadas de la práctica científica como una vivencia en primera persona. Cuando la modernidad fracasó, entre la ciencia y la sociedad terminaron de levantarse los muros que actualmente toda la comunicación científica intenta derribar.

El problema es que la modernidad, paradójicamente, tenía en su seno el germen de la incomunicación. Incluso los hombres más lúcidos de los siglos XVII y XVIII que habían ayudado a que la ciencia llegara a los salones, a las calles y a las plazas, sin ser conscientes ponían un límite, una distinción fundamental, constitutiva, entre los científicos y los no científicos. Ofrezco un ejemplo ilustrativo, pues a veces la interpretación de los grandes problemas se esconde en los pequeños detalles que pasan desapercibidos: Francesco Algarotti publicó en 1737 El newtonianismo para las damas, un ensayo que hoy consideramos clásico de la popularización de la ciencia -entendida según los cánones modernos- no sólo por la intención que el título mismo denota, sino porque además fue escrito en formato de diálogo y en lengua vernácula, siguiendo la tradición que acaso comenzara Galileo Galilei.

Pero si bien había una intención explícita de repartir conocimientos e incluir al público en el ámbito científico, la audiencia era, inevitablemente, un ciudadano de segunda en el país de la ciencia: “el Santuario del Templo, escribe Algarotti, estará siempre reservado a los Sacerdotes y favoritos de la Deidad; pero la Entrada y sus otras Partes estarán siempre abiertas al Profano”. La actividad científica consistía en una experiencia sacra de espíritus elevados. Los hombres de la Ilustración se encargaron de marcar y propagar esta distinción frente al resto de la sociedad.

Mi hipótesis, nuevamente, es que siendo la divulgación científica una creación de la modernidad acarrea sus triunfos y contradicciones. En otros términos, que en el ímpetu por liberar el espíritu y emancipar la razón también se desarrolló un sistema de comunicación con un doble efecto: por un lado,acercando al público al ámbito de la ciencia, pero, por otro lado, rechazándolo. Como resultado, se fue construyendo un modelo jerárquico y unidireccional de comunicación social de la ciencia que tiene una vigencia abrumadora. La distancia entre los científicos y el resto de la sociedad se define como un problema de educación, de conocimiento, de déficit.

Lógicamente, no existe ciencia por un lado y cultura por otro, hay ciencia en la cultura. Pero el problema central está en nuestra herencia cultural misma, la
cual nos obliga a elegir constantemente una pésima estrategia de comunicación. Los resultados han sido deplorables. Hemos reforzado en el público la idea de que la ciencia es un santuario al que sólo acceden los elegidos, a la que se debe respeto reverencial, y sobre la cual sólo podemos hablar de la forma más solemne posible.

Todo aquél que se desvíe de la norma se arriesga a ser calificado de anti científico o irracionalista. Allí, en esas imágenes profundas, encuentro la explicación a nuestra incomodidad y al temor que nos provocan las hipotéticas preguntas molestas que acechan en las reuniones sociales.

Continuará

Fuente:
http://jcom.sissa.it/archive/03/03/F030303/?searchterm=polino

viernes, 11 de junio de 2010

Mejor arroz gracias a los hongos

Por ScienceNOW
Traducción de Claudio Pairoba


Amigo fúngico.Los hongos de Arbuscular mycorrhizal producen cientos de esporas, tales como las aquí mostradas, afuera de las raíces de la planta.


Más del 80% de especies vegetales hacen relaciones amistosas con un hongo común. A cambio de azúcar, el hongo ayuda a las plantas a extraer nutrientes del suelo. Pero las plantas de arroz, una fuente alimenticia primaria para miles de millones de personas, no tienen esta relación especial – y por lo tanto no reciben el empujoncito extra que los hongos le dan a otras plantas.

Un nuevo estudio sugiere que con una pequeña ayudita de los investigadores, sin embargo, el hongo puede unirse con el arroz, aumentando la tasa de crecimiento de la planta hasta 5 veces.

El patólogo vegetal Ian Sanders tiene la hipótesis de que a algunas esporas del hongo – conocido como Arbuscular mycorrhiza – sí les gusta el arroz pero que son genéticamente descartadas por sus hermanos. Cada espora de hongo tiene un maquillaje genético único, de acuerdo a lo que él y otros colegas encontraron en trabajos anteriores, de manera tal que algunas esporas pueden estar más predispuestas genéticamente a juntarse con el arroz que otras.

Para averiguar si este era el caso, Sanders y sus colegas en la Universidad de Lausana, Suiza, juntaron esporas fúngicas de campos cercanos a Zurich y los cultivaron en el laboratorio. Cuando los hongos maduraron, los investigadores extrajeron esporas individuales de cada progenitor y las cultivaron por 3 generaciones.

Luego, los investigadores agregaron esporas de cada generación a las plantas de arroz. Encontraron que la tercera generación de hongos – los nietos – incrementaron la tasa de crecimiento de las plantas entre 2 y 5 veces más que las otras generaciones. Aunque los científicos no están seguros sobre por qué sólo los nietos tuvieron este efecto, es probable que sea debido a la mayor variabilidad genética de la tercera generación, la cual pudo ser lograda por los científicos al cultivar esporas individuales en el laboratorio, según explica Daniel Croll, uno de los coautores del estudio que ahora se desempeña como biólogo evolutivo en Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich. Los investigadores publicaron sus hallazgos en la edición online de Current Biology (1).

“Es alentador que la manipulación genética de estos organismos cosmopolitas pueda tener impacto en la producción de cultivos,” dice James Correll, un patólogo vegetal de la Universidad de Arkansas, Little Rock. Pero, aclara, todavía hay muchas preguntas sin responder. “Aunque uno pueda mostrar un aumento de los cultivos en el invernadero, esto puede no traducirse en las condiciones encontradas en el campo,” expresa.

Los investigadores reconocen que el trabajo está lejos de llegar al campo. Además de mayor cantidad de estudios en invernadero, planean estudiar el impacto de los hongos manipulados sobre la tasa de crecimiento de otro cultivo comestible – la mandioca, un arbusto cuyas hojas y raíces son el alimento básico para cerca de 500 millones de personas alrededor del mundo. Este estudio se llevaría a cabo el año que viene en Colombia.

1.http://www.cell.com/current-biology/abstract/S0960-9822%2810%2900599-3

Fuente:
http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/06/better-rice-through-fungi.html

lunes, 7 de junio de 2010

Tony Blair formará parte de una innovadora firma de capitales de riesgo para tecnología verde

Por EconomyWatch
Traducción de Claudio Pairoba



Tony Blair se convertirá en consejero de alto rango en Khosla Ventures, la firma de capitales de riesgo fundada por Vinod Khosla, un inversor que propone el uso de tecnología verde.

Khosla Ventures, fundada por Khosla en 2004 después de dejar la firma de capitales de riesgo Kleiner Perkins Caufield y Byers, hizo el anuncio en una reunión de inversores.

La firma va a invertir U$S 1.100 millones en tecnología limpia así como en compañías de tecnología de la información.

Blair ofrecerá asesoramiento estratégico en políticas públicas a las empresas con cartera de inversiones verdes que posee la firma.

Entre las mismas se incluyen Calera, un fabricante que usa dióxido de carbono para crear productos de hormigón; Kior, la cual transforma biomasa tal como astillas de madera en biocombustibles; y Pax Streamline, la cual apunta a hacer los sistemas de aire acondicionado menos contaminantes para el medio ambiente.

“Cuanto más estudiaba todo el tema del cambio climático, conectándolo con temas de seguridad energética y desarrollo, me convencí cada vez más que las respuestas están en la tecnología”, expresó Blair en una entrevista.

Blair trabajó en el tema de políticas internacionales sobre cambio climático cuando fue primer ministro, y ahora encabeza el proyecto “Rompiendo el Estancamiento del Clima”, a través del cual apunta a moldear la política internacional sobre cambio climático.

Silicon Valley y Washington tienen una relación distante y a veces enfrentada.

Eso está bien cuando se trata de tecnología de la información, dijo Blair, ya que el gobierno no es su fuerza propulsora.

La tecnología verde es diferente, dado que los gobiernos están tratando de usarla para alcanzar objetivos de política ambiental.
“Progresos tecnológicos que sean económicamente viables – para los gobiernos, ese es el santo grial,” dijo.

Khosla dijo que la gente que trabajó en tecnología subestimó la importancia de trabajar con los creadores de políticas, y que Blair ayudaría a superar esa separación.

De la misma manera que lo han hecho Al Gore y Colin Powell, quienes son consejeros en Kleiner Perkins, Blair prestará su nombre a los proyectos, hacer presentaciones y repartir consejos, pero no estará involucrado en la actividad diaria de la firma.
Por ejemplo, dijo Blair, él podría potencialmente ayudar a cerrar un trato para que una de las compañías construya una planta piloto en un país determinado.

Khosla Ventures, con sede en Menlo Park, California, generalmente invierte entre U$S 5 y 15 millones en emprendimientos tecnológicos, y también invierte cantidades más pequeñas, cerca de U$S 2 millones, en lo que Khosla denomina “experimentos científicos”, o sea ideas para tecnología verde que son tan riesgosas y prematuras que probablemente fallarán, de acuerdo a un artículo del New York Times (1).

Su objetivo es ayudar a desarrollar tecnologías que no requieran subsidios del gobierno para sobrevivir y que sean económicamente viables en países como China y la India, manifestó Khosla.

“No estamos tratando de construir sobre lo conocido,” dijo Khosla. “Estamos tratando de hacer los sueños realidad.”

Khosla Ventures está incrementando sus inversiones en tecnología verde a medida que muchos capitalistas de riesgo han estado disminuyendo tales inversiones, en especial aquellas que requieren la construcción de industrias para producir energía alternativa.

Parece que la mediación Israel/Palestina no resultó tan buena para Blair.


1. Blair to join venture firm as adviser on technology.
Por Claire Can Miller. http://www.nytimes.com/2010/05/25/technology/25blair.html?emc=eta1

domingo, 6 de junio de 2010

El otro lado del continente africano: El caso de los derechos humanos de personas albinas en Uganda

Por Barry Comer
Traducción de Claudio Pairoba
ConduciveMag.
21 de Mayo de 2010.


En el ciclo templado entre el amanecer y el crepúsculo, las familias ugandesas se preparan para la cena. Viviendo con el ciclo de las estaciones y el reloj de la naturaleza, hay una quietud que rompe los sonidos del día. Las gallinas y las cabras se preparan para dormir, el aire se vuelve más tranquilo y las ventanas brillas con las luces nocturnas. Los sonidos diurnos del barrio se cubren con la sábana de la noche.

En esta parte de Africa, las expresiones situacionales se asemejan a la posibilidad de una vida armoniosa más completa. Sin las distracciones del norte mediterráneo, la validación de la vida en muchas casas es la familia. La simpleza de nuestra perspectiva es natural ante la vida digitalizada desde un sofá artificial. Sin el contexto y el tacto, hemos derrotado a lo misterioso, enviado a la bestia hacia un lugar tranquilo.

En Uganda, muchas cosas son como parecen y sobresalen naturalmente. “Si eres norteamericano, uno se refiere a ti como tal. Si eres árabe o japonés alguien te lo recordará en una conversación” – Kelly Allen, Beloit College. Aunque sea políticamente incorrecto para el oído occidental, hay una abierta documentación del extranjero.

El hecho de pasar cuatro meses en cualquier lugar habitado crea una sensibilidad más alerta. Para Allen, se convirtió en otra experiencia que le permitió distinguir a otra sociedad entre la mescolanza. Su experiencia resultante de la investigación reveló una raza dentro de una raza, y un pueblo viviendo en los márgenes de la sociedad. Su artículo “Opresión por omisión: El caso de los derechos humanos de los albinos en Uganda” es la investigación coordinada de entrevistas, gente dedicada y pasión por “arrojar luz en la oscuridad”.



Allen describe el mito y la mitología del albinismo diciendo, “El tema conector de los mitos y los malos entendidos asociados con el albinismo es la idea de que un chico con albinismo era un demonio o una maldición. De manera similar a las creencias que rodean a las personas con discapacidades, no es raro para un niño albino ser considerado una maldición de Dios, desencadenada sobre una familia por algo malo que la familia ha hecho. Otra supuesta fuente del chico podría ser que el fantasma de un colonizador embarazó a la madre. En una línea similar, a veces el padre puede concluir que la madre lo ha engañado con un hombre blanco. Fuera de la familia, un mito común que rodea a las personas albinas es que no mueren, sino que desaparecen. A los chicos se les enseña a huir de las personas albinas; “¡Un albino te va a comer!”.

“Cuando un grupo es definido como menos que humano, los actos de discriminación se vuelven aceptables.”

Allen continúa diciendo, “Tanzania y otros países vecinos comparten creencias similares a Uganda en torno al albinismo, lo que les ha permitido a los médicos brujos en estos países explotar estas supersticiones con el fin de obtener réditos económicos.” “Cuando un grupo es definido como menos que humano, los actos de discriminación se vuelven aceptables. La construcción más devastadora en Tanzania y Burundi es el mito de que ciertas partes del cuerpo de un albino pueden traer riqueza.”

“Hasta ahora, Uganda todavía tiene que documentar los casos de personas albinas asesinadas con fines de brujería. Sin embargo, es altamente probable que esta tendencia se vaya a introducir en Uganda, donde se los considera un poco sub-humanos”, concluye Allen. Sin embargo, Earl Morningstarr del The Morningstarr online, revista de noticias, informa que los juicios han comenzado en Tanzania recientemente. En los últimos meses, cerca de 40 albinos han sido salvajemente asesinados. Los médicos brujos usan su piel, huesos y genitales para hacer rituales o fetiches. Desde los hombres de negocios hasta los políticos de Ghana, consideran que los albinos vuelven a su poseedor rico y exitoso.

La protección para todas las personas es un derecho fundamental articulado progresivamente por la “Declaración de los derechos del Hombre y del Ciudadano” en Francia (1789) y luego profundizada globalmente por la “Declaración Universal de los Derechos del Hombre” (1948). En Uganda, la “Unión Nacional de Personas con Discapacidad de Uganda” (1987) se encarga específicamente de los estigmas, antecedentes y discriminación de personas con albinismo. Sin embargo, ninguno de estos “artículos de fe” contemporarios han creado el argumento persuasivo o la voluntad política para legislar.

La legislación se convierte en un imperativo cuando la causa afecta a todos y no a unos pocos. Los informes reveladores de periodistas como la tanzana Vicky Ntetema han ayudado a establecer una base política. La Fundación Internacional de Medios para la Mujer ha anunciado en Washington, D.C. que Ntetema recibirá uno de los premios al coraje periodístico que la Fundación entrega, a fines de este año.
Irónicamente, la protección de los derechos humanos a veces es combatida debido a la exclusividad.

El comportamiento arriesgado no es un derecho exclusivo propiedad de un grupo, género o persona. Irónicamente, la protección de los derechos humanos es a menudo combatida debido a la exclusividad. Durante las elecciones primarias en los EE.UU., el candidato Libertario Rand Paul causó revuelo nacional al cuestionar aspectos de la Ley de Derechos Civiles de 1964. Cuando fue entrevistado por Rachel Maddow, Paul no respondió a la pregunta que se le hacía respecto de si hubiera votado para tener una ley federal declarando ilegal la segregación en el ámbito laboral privado. Sus respuestas fueron desordenadas, recurriendo a argumentos poco claros que usaban los derechos de la Primera Enmienda como cubierta. Un Libertario sin la interpretación más sabia de su padre, el diputado Paul es un recordatorio de que se necesita de la existencia de muchos momentos de coraje – universalmente.

La comparación del sistema político de los EE.UU. y la ambigüedad social en Uganda no es una inconsistencia ni una pausa dramática. La relevancia deja perpleja a la imaginación, acercando temas entre países desarrollados y en desarrollo. Aunque sean social e históricamente diferentes, los EE.UU. y Uganda demuestran que personas diferentes comparten un lazo común en la red social. Si llevamos la cuestión a otra zona del debate, todos son vulnerables cuando alguien pone en duda la razón por la ganancia política o social.

Hay necesidad de tomar medidas rápidamente
Allen concluyen escribiendo, “La ambigüedad e ignorancia generales que rodean a la condición de albinismo, específicamente en Uganda, es causal de serias violaciones de los derechos humanos tanto en la esfera pública como en la privada, lo cual impide el acceso a los recursos y perpetúa un estado de negación y abuso entre las personas con albinismo. Existe una necesidad de tomar medidas urgentes, particularmente en lo que se refiere a la educación y la defensa general del albinismo en Africa Oriental. Debe haber un definición aceptada así como un entendimiento de la condición, lo cual requiere de información oficial que sea tanto cuantitativa como cualitativa.”
Su investigación es relevante y demuestra la claridad de una mente curiosa e intelectual. La conversación y la crianza de la gente de nuestro mundo nunca han sido más accesible. La disposición a cuestionar el corazón es debatible.

Fuente:
ConduciveMag

Entradas populares