jueves, 31 de mayo de 2012

Parentezco con las estrellas (Parte I).

Primera entrega sobre las dificultades encontradas por Carl Sagan como consecuencia de sus actividades de divulgación.

Por Jared Diamond
Traducción por Claudio Pairoba
05.01.1997

Poco más de un año atrás, participé en un congreso, organizado por la Academia Nacional de Ciencias, acerca del tema de mejorar la comprensión pública de la ciencia a través de la estimulación de una mayor colaboración entre los científicos y los medios. La mayoría de los científicos presentes eran miembros de la academia, la cual sirve tanto como una sociedad con miembros elegidos así como consejero oficial sobre políticas científicas para el gobierno de EE.UU. A través de la sala detecté a un hombre delgado quien parecía familiar. Sus movimientos decididos sugerían una pasión interior escondida bajo un exterior calmo. Cuando me acerqué lo suficiente para leer su nombre en el distintivo, vi que era el famoso astrónomo Carl Sagan, con quien había mantenido correspondencia pero a quien nunca había conocido en persona.

Nos presentamos y comenzamos una conversación que, ahora pienso, fue profunda. Sagan mencionó que había escuchado sobre mi padecimiento de un cáncer letal, y me preguntó como me encontraba. Le contesté que me había sometido a una operación y que ahora estaba totalmente curado, de acuerdo a lo que sabía. Me confesó que él también había tenido un roce con esa enfermedad. Le habían diagnosticado mielodisplasia, una patología que puede transformarse en leucemia, pero lo habían tratado y, dijo, lo habían curado. Desafortunadamente, no mucho después de nuestro encuentro, se le presentaron complicaciones derivadas de un transplante de médula ósea y murió unos dias antes de Navidad. Mirando hacia atrás, me pregunto si su apariencia calma de aquel día se debía a una sensación sobre lo que se aproximaba.

Más tarde ese mismo día, durante una discusión grupal acerca de la importancia de comunicar ciencia para el público, hice un comentario sobre una incómoda paradoja: los científicos que se comunican efectivamente con el público a menudo encuentran que la respuesta de sus colegas es el escarnio, e incluso son castigados de maneras que afectan sus carreras. Mis comentarios estimularon a Sagan para que se dirigiera a la audiencia por 15 minutos. Describió como él, también, había recibido duras críticas de otros científicos, pero – hizo una pausa, como si buscara elegir sus palabras con cuidado – las desventajas para él no habían sido mayormente serias. A medida que pronunciaba estas palabras, sentí que mis colegas de la academia contenían la respiración, esperando oír si Sagan mencionaría el penetrante insulto que había sufrido a manos de los mismos miembros de la academia. De hecho, salteó con tacto el escándalo que se había desatado unos pocos años antes, cuando él se había convertido en una de las pocas personas en la larga historia de la academia en haber sido provisionalmente electo para la membresía y posteriormente ser individualmente rechazado en una votación especial.

El rechazo de Sagan normalmente hubiera sido desconocido más allá de la academia, dado que se supone que los miembros mantengan en secreto los temas relacionados con la votación. Sin embargo, algunos miembros que no han sido identificados, estaban tan enardecidos que filtraron el tema a la prensa. (No tengo idea quienes fueron, al haberme perdido la reunión). Brevemente, como se lo describió en la prensa, Sagan había estado entre muchos científicos nominados, su candidatura sobrevivió las etapas iniciales de selección, y su nombre estaba en una larga lista de candidatos ubicadas en la boleta de votación que se les había enviado por correo a los miembros de la academia. Las respuestas a la votación lo ubicaban entre los 60 candidatos que recibieron la mayor cantidad de votos. Estos candidatos son usualmente aceptados como elegidos, sin mayor discusión, durante la reunión anual.

En este caso, sin embargo, la elección provisional de Sagan fue seleccionada y cuestionada en la sala de reuniones. Por reglas de la academia, aquel nominado cuestionado de esta forma es dejado de lado a menos que su candidatura sea respaldada por al lo menos dos tercios de los miembros presentes que votan. Después de un acalorado debate más de un tercio votaron por rechazar la elección de Sagan. Esa extraña bofetada en su cara terminó con la candidatura.

Durante las últimas dos décadas, más de mil científicos han sido elegidos por la academia, pero solo recuerdo otro candidato rechazado y unos pocos más a los cuales se cuestionó sin éxito. Gran parte de la oposición en la sala de la academia fue armada en términos de cuestiones de procedimiento o en base a las supuestmente deficientes contribuciones de Sagan a la investigación científica. Sin dudas, algunos de sus oponentes realmente tenían una pobre opinión sobre sus contribuciones. Sin embargo, la investigación de Sagan era bien conocida y obviamente considerada lo suficientemente importante por los miembros de la academia para elegirlo provisionalmente en primer lugar. Sagan mereció gran parte del crédito por explicar la particular atmósfera de Venus, los cambios en la apariencia de Marte (debido a tormentas, no canales o cambios estacionales en vegetación, como se había creído originalmente), el efecto invernadero en la Tierra y en Venus, los orígenes de la materia orgánica en la Tierra, y las condiciones para la vida extraterrestre. También tuvo un papel destacado en las misiones Mariner, Viking, Pioneer, Voyager, y Galileo que transformaron nuestra comprensión de todos los planetas externos.

Podría ser que Sagan perdiera su potencial lugar en la academia no porque hubiera fallado en producir investigación científica lo suficientemente importante sino porque tuvo mucho éxito como popularizador de esa investigación. Para el público, Sagan fue por lejos el más famoso astrónomo norteamericano y uno de los más famosos científicos norteamericanos de cualquier disciplina. Esa fama surgió de sus habilidades únicas para explicar la ciencia al público. Cuando se transmitió por primera vez en 1980, su serie televisiva Cosmos atrajo más espectadores que cualquier otra serie de TV pública anterior, y mantuvo ese record por años. Hizo más que ningún otro factor para incrementar el interés público en la astronomía así como el respaldo público para el costoso plan de sondas planetarias de la NASA. Pero las habilidades comunicacionales de Sagan provocaron una violenta reacción entre muchos científicos, quienes se negaron a creer que él pudiera ser simultáneamente un científico serio y una carismática personalidad de la TV.

Lo que hace que el rechazo de la academia sea tan trágico, y a primera vista tan incomprensible, son todas las razones válidas que los mismos científicos normalmente emplean para explicar por qué es tan importante que el público entienda a la ciencia. Veo, por lo menos, cinco de tales razones y vale la pena detallarlas para que podamos apreciar por qué las actitudes puestas de manifiesto en el rechazo de Sagan por la Academia Nacional de Ciencias representan un problema tan grande.

Primero, la ciencia no es algo misterioso, destinado a solo unos pocos. Cada uno de nosotros – ya sea un poeta, un portero, un físico nuclear – tiene que ser capaz de pensar científicamente y de entender algo de ciencia para ir por la vida. Cada día enfrentamos decisiones que se asientan en la ciencia, tales como si fumar, qué comer, con quien tener sexo y que protección usar (si usa alguna). Incluso para las decisiones que no dependen de hechos científicos específicos, la ciencia continua siendo el set probado de los mejores métodos para adquirir información exacta acerca del mundo.

Segundo, algunos de nosotros terminamos como legisladores en el gobierno o en el sector privado. Estos individuos toman decisiones que afectan fundamentalmente al bienestar de todos, y la mayoría de ellos no saben más de ciencia que el resto del público. Así y todo, son llamados para decidir qué hacer con (y cuánto dinero gastar en) reactores nucleares, calentamiento global, tóxicos ambientales, onerosos programas espaciales, investigación biomédica, y aplicaciones de la biotecnología. Son los no científicos, no los científicos, quienes tienen la última palabra sobre si la leche que podemos tomar puede provenir de manera segura de vacas tratadas con hormonas de crecimiento. Para tomar tales decisiones con sabiduría, los encargados tienen que provenir del público científicamente educado.

Tercero, como votantes, todos tenemos la responsabilidad final por esas decisiones, porque somos los que deciden cuáles candidatos y cuales proyectos prevalecerán. Necesitamos tener suficiente idea de la ciencia para seleccionar a los decisores que harán buenas elecciones cuando se enfrenten con cuestiones científicas.

Cuarto, incluso si la ciencia fuera irrelevante para las vidas del norteamericano común, una iniciativa científica es esencial para nuestras economía, sistema educativo y sociedad. Esto requiere montones de jóvenes que se interesen lo suficiente por la ciencia como para decidir convertirse en científicos profesionales. La buena comunicación de los científicos hacia el público es esencial para encender el entusiasmo.

Por ultimo, los mismos científicos deberían estar interesados en promover la comprensión pública de la ciencia por una razón de interés personal: sus salarios y becas de investigación dependen de los no científicos que manejan los hilos de la billetera en el Congreso, las legislaturas estatales y las fundaciones privadas. Aquellos que dan el dinero llegan a sus decisiones basados en cuan importante creen que es la ciencia.

Todos estos argumentos que demandan la comprensión pública de la ciencia son correctamente descriptos por los científicos, quienes los entienden mejor que nadie. Por lo tanto, uno podría esperar que ellos dieran todo el respaldo e incentivos posibles para aquellos pocos científicos que, como Carl Sagan, dedican mucho de sus esfuerzos a estimular esa comprensión.

Paradójicamente, sin embargo, los divulgadores enfrentan una indiferencia generalizada, hostilidad y castigos, tales como honores y ascensos demorados o incluso denegados. El rechazo contra Sagan por parte de la academia fue un ejemplo bien publicitado.

Continuará.
Fuente:
http://discovermagazine.com/1997/may/kinshipwiththest1130

lunes, 28 de mayo de 2012

25 razones para crear un blog.


Por Antonio Cambronero
 

 Fuente de la imagen: Th3rd Culture

Vivimos una época en la que mucha gente abandona su blog para entregarse a la serendipia de Twitter y las redes sociales. A pesar de que Twitter y algunas redes sociales son magníficas herramientas de comunicación, yo opino que eso es un error. Un blog posee características de las que carecen otros medios sociales y, de hecho, el boom de Twitter, Facebook, etc. ha sido posible gracias a la existencia previa de los blogs y su cultura. No hay que olvidar que, durante la década anterior, los bloggers allanaron el camino, pusieron los cimientos y construyeron el ecosistema que ha propiciado los cambios en la Red que vinieron después.

Por todo ello, abandonar un blog no creo que sea una buena estrategia ni personal ni dentro de los negocios.

Y al hilo de todo esto, he traducido muy libremente las 25 razones para crear un blog que se publicaban en FastBlink: 25 Reasons Why You Should Be Blogging.

1. Sirve para aprender a escribir y a comunicar.
2. Te estimula para seguir aprendiendo.
3. Es una forma de posicionarte en un segmento y que tu audiencia piense en tí cuando se hable de ello.
4. Te ayuda a obtener mejor posicionamiento en los motores de búsqueda.
5. Te ayuda a pensar sobre ideas complejas y cómo simplificarlas.
6. Se pueden hacer negocios, tanto directa como indirectamente.
7. Sirve para iniciar conversaciones.
8. Sirve para aumentar la relevancia de tu sitio Web.
9. Es el núcleo de contenidos para compartir en Facebook, Twitter, Google +, etc
10. Te ayuda a construir tu marca.
11. Te ayuda a diferenciarte de la competencia.
12. Te ayuda a formar tu lista de following (seguidos).
13. Te ayuda a mantenerte en contacto con tu público.
14. Sirve para inspirar a tus lectores.
15. Sirve como escaparate de tus conocimientos.
16. Te ayuda a entender mejor las necesidades de tus clientes.
17. Sirve para animar a tus lectores a tomar medidas.
18. Te ayuda a llegar a nuevas ideas.
19. Hace feliz a Google.
20. Te ayuda a organizar y enfocar tus ideas grandiosas.
21. Sirve para expandir tu red, tanto online como offline.
22. Personaliza tu página Web y tu marca.
23. Te proporciona visibilidad y gracias a ella, incluso, ofertas de trabajo.
24. Te proporciona credibilidad.
25. Es divertido, ¡una vez que se empiezan a ver algunos de los resultados anteriores!

Yo añadiría algunos puntos más de mi cosecha. Por ejemplo, que te sirve para hacer amigos.

¿Cuáles son tus razones?

Gracias a @gferreres por ayudarme a traducir el punto 3 [La Wikipedia define el concepto de "top-of-mind awareness" como “a marketing term used to describe a brand or specific product being on top of customers’ minds when thinking of a particular industry."].

Fuente:
http://www.blogpocket.com/2012/05/28/25-razones-para-crear-un-blog/

miércoles, 23 de mayo de 2012

Google dedica su logo al creador del sintetizador.

El buscador homenajea a Robert Moog en el aniversario de su nacimiento; el instrumento electrónico marcó un antes y un después en la música.

 
 
Google homenajea hoy a Robert Moog, creador del sintetizador. Foto: google.com

El logo de Google homenajea hoy a Robert Moog, creador del sintetizador, en el aniversario de su nacimiento.
El mini sintetizador que encabeza el buscador permite crear múltiples de sonidos y melodías con un amplio abanico de efectos. Además, se puede grabar, reproducir y compartir sintonías a través de enlaces cortos o de Google +.

Quién fue Moog

Robert Arthur Moog nació el 23 de mayo de 1934 en Nueva York. Su padre era ingeniero eléctrico y su hobby fue construir instrumentos musicales electrónicos. También estudió piano.
A los 15 construyó un theremín y a partir de ahí se dedicó a eso. En 1954 creó una empresa: la R.A. Moog Co., para la fabricación y comercialización de theremines.
Moog siguió los pasos de su padre y estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Columbia. Años después conoció a Herbert Deutsch, compositor experimental, quien lo inspiró a crear el primer sintetizador, el Moog Modular Synthesizer.
Moog murió el 21 de agosto de 2005 en Carolina del Norte, a los 71.

martes, 22 de mayo de 2012

Buscando el inicio del autismo.

Los especialistas exploran nuevas formas de diagnosticar de manera más temprana este espectro de trastornos.

Por Mariette DiChristina
Traducción por Claudio Pairoba

La intervención temprana del comportamiento ha mostrado alguna promesa como forma de ayudar a los chicos con autismo. Pero es difícil ver las señales carácterísticas del autismo antes de los dos años de edad con los criterios diagnósticos de la actualidad. ¿Podríamos encontrar otros métodos?

Jed Elison del California Institute of Technology está tratando de contestar esta pregunta trabajando con Ralph Adolphs del Caltech y Joe Piven de la University of North Carolina entre otros colegas alrededor de los EE.UU. y Canadá. Elison mostró algunos hallazgos preliminares en la conferencia Neuromagic 2012, desarrollada entre el 7 y el 10 de Mayo de 2012 en San Simón, la Isla del Pensamiento, cerca de Vigo, España.

Los criterios actuales, a partir de la biblia psiquiátrica llamada el DSM-IV, incluye atributos de problemas sociales, déficits de comunicación y patrones repetitivos de comportamiento así como intereses restringidos (ya sea en intensidad o contenido). “Hay una realidad biológica,” dijo Elison, “que uno no puede capturar de manera perfecta con un sistema clasificatorio como este.”

Sin embargo, “no hay dudas de que el sistema de clasificación cumple un rol muy importante en la identificación de niños que requieren servicios clínicos especializados.” Reconocer la situación de forma temprana puede ayudar. “Hay alguna evidencia de que la intervención temprana ayuda con algunos de los desafíos del comportamiento de estos chicos", agregó.

Elison y sus colaboradores de la Red de Estudio por Imágenes del Cerebro Infantil están reclutando familias que tengan un niño con autismo y un hermano de menos de 6 meses de edad. Dado que el autismo tiene un componente genético, los investigadores usan lo que llaman la estrategia del “hermano de alto riesgo” para caracterizar de manera prospectiva los marcadores más tempranos del autismo. Para ello, conducen estudios longitudinales con los hermanos más jóvenes – realizando una evaluación de estos infantes a los 6, 12, y 24 meses. Idealmente, definirán el comienzo de los síntomas y su curso de desarrollo.

Además de evaluar el comportamiento, los investigadores también se encuentran examinando el desarrollo cerebral, específicamente el desarrollo de la microestructura de la materia blanca, usando imágenes con tensor de difusión. La materia blanca incluye parte de la neurona llamada axon el cual es responsable de la transmisión de señales eléctricas por todo el cerebro. “El desarrollo cognitivo y cognitivo social requiere de un procesamiento eficiente de la información, lo cual necesita a su vez de una transmisión de señales eficiente” dijo Elison. La materia blanca no se desarrolla de la misma forma en niños que van a desarrollar autismo y un estudio reciente sugiere que estas diferencias pueden aparecer tan temprano como 6 meses.

¿Qué pasa con las diferencias en comportamiento? Los investigadores también están muy interesados en patrones sutiles de orientación visual y de atención que pueden ser diferentes en las primeras etapas de la vida. Estos comportamientos son muy importantes para el desarrollo social cognitivo subsecuente y podrían ser pasibles de intervención dirigida.

Elison destacó que muchos de los temas científicos relevantes con respecto a la magia o los juegos de manos, incluyendo orientación atencional y atención conjunta, hacer contacto visual, percibir movimiento biológico, y teoría de la mente (o sea, inferir el estado mental o emocional de otro individuo) son temas especialmente importantes para los investigadores del autismo. “Los déficits en cualquiera de estas áreas podrían hacer que los individuos con autismo sean menos susceptibles a la magia,” indicó Elison.

Haciendo una conexión con el tema de la conferencia en su conclusión, Elison cuestionó si la susceptibilidad a la magia y a la prestidigitación podría también variar con el desarrollo. Varios de los magos asistentes destacaron que los artistas deben diseñar su enfoque para diferentes audiencias y que los niños muy jóvenes presentan desafíos característicos, porque todavía pueden involucrarse con el “pensamiento mágico” – creyendo en causas que no pueden verse – y porque su conocimiento cultural y habilidades sociocognitivas no están todavía lo suficientemente formadas.

Fuente:
Scientificamerican.com

viernes, 18 de mayo de 2012

Donna y los Nobel.


En 1976 Donna Summer alcanzaba el éxito en EE.UU. (y en el mundo) cuando su canción “Love to loveyou, baby” llegaba al puesto #2 del Billboard Hit 100.

Ese mismo año los Nobel eran otorgados a:

Física
Burton Richter and Samuel Chao Chung Ting por sus trabajos pioneros en el descubrimiento de una nueva partícula elemental.

Química
William N. Lipscomb por sus estudios en la estructura de los boranos, la cual contribuyó a comprender problemas del enlace químico.

Fisiología o Medicina
Baruch S. Blumberg and D. Carleton Gajdusek por sus descubrimientos concernientes a nuevos mecanismos para el origen y diseminación de enfermedades infecciosas.

Literatura
Saul Bellow por la comprensión humana y el análisis sutil de la cultura contemporaria que se encuentran combinados en su trabajo.

Paz
Betty Williams y Mairead Corrigan

Economía
Milton Friedman por sus logros en los campos de análisis del consumo, historia y teoría monetaria y por su demostración de la complejidad de la política de estabilización.

En la Argentina comenzaba la dictadura militar el 24 de Marzo. De acuerdo a Manuel Almeida, Summer integraba un listado de artistas prohibidos por el gobierno de facto.

Fuentes:
nobelprize.org
mangasverdes.es
es.wkipedia.org

jueves, 17 de mayo de 2012

Nos vamos yendo.


Hoy murió Donna Summer. Summer y no “Summers” como puso en su cuenta de Twitter un conocido diario porteño, cuenta seguramente manejada por algún adolescente que no tiene idea de lo que el nombre representa para la historia de la música contemporánea. Ni, por supuesto, lo que representa para el que suscribe.

¿Qué decir de Donna Summer que uno no pueda encontrar en los incontables links de Internet que aparecen con solo tipear el nombre? Incontables éxitos a partir de aquel momento en que, como un juego, grabó en un estudio lo que sería su primer hit y consiguiente salto repentino a la fama de la mano de otro grande: Giorgio Moroder.

Summer contaba en una entrevista que le habían dicho que tenía que cantar una letrita tratando de ser lo más sexy posible. Después, se escuchó en la radio y su primer pensamiento fue lo que iba a decir su familia de fuerte tradición religiosa al escuchar sus gemidos plasmados para siempre en estudio. Pero ya era tarde y la leyenda de la “Diosa del Amor” (o era del sexo?) había nacido.

Más allá de que su música marcó tendencia en cuanto a sonido junto con una voz inconfundible, y que Donna fue bien llamada la “Reina de la música Disco” (pobre Gloria Gaynor), algunos consideran que podría haber continuado siendo exitosa más allá de los “disco years” si hubiera tenido productores que la encaminaran por la senda de música más rockera. Independientemente de eso, ya está en el cielo de los grandes, más allá del período en que estuvo y lo que hubiera podido seguir haciendo.

Siempre recordaré el tema de Donna que Mancinelli ponía en los bailes del club de Parque Field, para ir pasando de los lentos a los movidos (cuando todavía había lentos). Lo hacía con “Bajen las luces” de Miss Summer. Esos recuerdos son imborrables.

Creo que nos vamos yendo de este mundo lentamente, a medida que la gente y las cosas que nos gustan, que forman nuestra vida se van yendo. Hasta que al final, y si hemos tenido la posibilidad de vivir una larga vida, es posible que tengamos ganas de irnos porque ya no nos queda nada de aquellos años de intensa actividad. Ni familia, ni amigos, ni la posibilidad de seguir manifestando nuestro potencial. Ni cantantes, para aquellos que disfrutamos de la música. Sin ánimo de ser tremendista, porque la muerte es algo inevitable y por lo que todos tendremos que pasar, hoy siento algo así. Simplemente que uno se pone a reflexionar cuando las cosas que han formado una parte importante de su vida se van yendo de a poco, pero inexorablemente.

De todas maneras, pongo “On the radio”, el maravilloso disco (que conocí a través de mi amigo Jorge que se fue hace mucho) ahora inmortalizado en CD. George: saludala a Donna de mi parte mientras de fondo se escucha “Heaven knows”. El cielo sabe que la extrañaremos.

jueves, 3 de mayo de 2012

Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática.



El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios

1. La estrategia de la distracción 
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto 'Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad
Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4. La estrategia de diferir
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad
Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad
Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!
10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen
En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Fuente:
http://www.gramscimania.info.ve

Entradas populares