Mostrando entradas con la etiqueta ecologia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ecologia. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de octubre de 2015

Detienen construcción de barrio náutico en humedales

“Amarras de Gualeguaychú”, otro barrio náutico que se construía sobre humedales y aumentaría las inundaciones en áreas urbanas fue frenado por la justicia.

En plena discusión en la cámara baja del proyecto de ley de presupuestos mínimos para la protección de humedales con media sanción del Senado, y todavía con ciertas localidades recuperándose de las recientes inundaciones en el país, la justicia frena la construcción de un barrio náutico de lujo.
 
El Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 2, Dr. Marcelo José Arnolfi, ordenó como medida cautelar la “suspensión de toda actividad u obra en el predio denominada Amarras del Gualeguaychú” (AQUÍ FALLO COMPLETO). El proyecto denominado AMARRAS es un proyecto de urbanización que contemplará áreas de vivienda, unifamiliares, zona de esparcimiento y deportes, área social, etc. Está ubicado dentro del Municipio de Pueblo General Belgrano (Entre Ríos), a orillas del Rio Guleguaychú, frente a la ciudad homónima, y en el margen derecho del Parque Unzué. Comprenderá 112 hectáreas.




La sentencia fue dictada, en fecha 12 de septiembre, en la causa "MAJUL JULIO JESUS C/ MUNICIPALIDAD DE PUEBLO GENERAL BELGRANO Y OTROS S/ ACCION DE AMPARO (optado por el profesional)" EXPTE. Nº 100782, en la que se cuestiona la legalidad del Proyecto Amarras por su posible afectación ambiental. En la misma resolución, se ordenó la remisión de la siguiente documentación: a).- Autorizaciones administrativas del inicio de las obras. b).- Informe independiente previo al inicio de las obras del impacto ambiental de las mismas. c).- Informe del otorgamiento de la denominada "licencia social"  de todas las comunidades, localidades y/o ciudades que podrían mantener impacto ambiental. d).- Póliza y documentación relacionada con el Seguro ambiental relacionado con la obra.

El Tribunal ordenó la difusión de la causa judicial por estar en juego derechos colectivos que tienen por objeto la protección de bienes colectivos, como los humedales y el ambiente. En esta dirección ordenó la difusión de los datos principales de la causa a través de edictos y diarios de la zona a efectos de que las personas o instituciones interesadas se puedan presentar en el proceso judicial.

El proyecto Amarras pretende localizarse en la vera del Río Gualeguaychú, exactamente en su valle de inundación. Actualmente se encuentra en etapa de obras preliminares y cuenta con la “prefactibilidad” de servicios de la Municipalidad de Pueblo Belgrano,

El propio Estudio de Impacto Ambiental presentado por el proyecto Amarras de Gualeguaychú reconoce que el proyecto se construirá en una zona de humedales. Por otra parte, la Municipalidad de Gualeguaychú solicitó formalmente al Gobierno de Entre Ríos la inclusión de dicha zona como humedal al listado de sitios protegidos internacionalmente (Sitios RAMSAR).

Tanto la comunidad del Municipio de Pueblo General Belgrano como de la Ciudad de Gualeguaychú rechazan este emprendimiento inmobiliario que destruirá esta zona de humedales e impactará negativamente incrementando las posibilidades de inundaciones.

El proyecto implica remoción de los suelos destruyendo su capa vegetal y biodiversidad. El lugar donde se construirá el proyecto constituye también la llanura de inundación del Río de Gualeguaychú. Este lugar se rellenará y se construirán terraplenes a fin de evitar el ingreso de las aguas del río a Amarras. El relleno alcanzará valores de cotas en lotes de 6,50m y en calles de 6,00m, pudiendo llegar hasta una cota mínima de piso terminado de 7,50 metros.

Sin la llanura de inundación el cauce principal debe transportar la totalidad del caudal que llegue, para lo cual o bien aumenta su sección o incrementa su velocidad de conducción. En cualquiera de los dos casos significa que la totalidad del volumen de agua será conducido hacia aguas abajo en un menor tiempo, a una tasa mayor, con el potencial de riesgo de los tramos del río sucesivos no estén acondicionados para recibir dicho caudal o bien provocar una mayor afectación a la margen opuesta. El valle de inundación forma parte del propio cauce del río, es decir, es una superficie o sector que “pertenece” al río  y le permite evacuar los importantes caudales que pudieran ocurrir en épocas de creciente. Es por tanto, el reaseguro que tiene el río, y quienes viven en su ecosistema, para lograr mantener el agua dentro de su propio cauce aun en épocas de crecidas y evitar las consecuencias negativas de las inundaciones en las áreas urbanas[1].

Este proyecto también se afectará al Parque Unzué[2] ya que la vinculación del emprendimiento es justamente a través de este parque de la municipalidad de Gualeguaychú. El Parque forma parte del paseo y del esparcimiento de la ciudad y constituye una reserva ecológica florística que está en proceso de recuperación[3].

El proyecto tiene la aprobación de la Dirección Provincial de Hidráulica de Entre Ríos y la aprobación de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos. Ambas autorizaciones fueron recurridas por la Municipalidad de Gualeguaychú, atento a que siendo el municipio vecino será el principal damnificado con el progreso del proyecto. El Municipio exige la elaboración de un nuevo estudio de impacto ambiental y la conformación del Comité de Cuenca que aún no está constituido y quién también debería autorizar este tipo de proyectos que alteran la Cuenca intensamente.

La destrucción de humedales y la urbanización de las llanura de inundación por el avance de la especulación inmobiliaria es un mal que se ha profundizado en estas últimas dos décadas y, en especial, en los últimos años, con consecuencias muy negativas. Un claro ejemplo de éstas son las últimas inundaciones que afectaron las provincias de Buenos Aires y Santa Fe en el mes de agosto de este año.

Por este motivo, más de  de 100 organizaciones[4] de todo el país reclamaron que la Cámara de Diputados apruebe la Ley de Presupuestos Mínimos de Conservación, Gestión y Uso Sustentable y Racional de los Humedales que cuenta con media sanción unánime del Senado y se encuentra demorada hace más de un año en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cámara Baja. Afirmaron "que los humedales proveen a la sociedad diversos bienes y servicios fundamentales como, entre otros, la retención de excedentes de agua que causarían inundaciones y la provisión de agua para el consumo y para la producción y, por lo tanto, resulta de interés común su protección tanto como la planificación en el uso del territorio que incluya este tipo de ecosistemas".

La aprobación de este proyecto de ley resulta imprescindible para que emprendimientos inmobiliarios como Amarras no puedan avanzar degradando estos ecosistemas.

Contacto:

Observatorio del Derecho a la Ciudad: (011) - 1536553465
Observatorio del Derecho a la Ciudad - Gualeguaychú:
María Fernández (011) 1534712612


[1] La empresa sostiene que para evitar mitigar los impactos provocados por la ocupación de  la llanura de inundación del río creará un espejo de agua interior. Esta aseveración es insostenible cuando en el estudio de impacto ambiental no se ha realizado balance de superficies, volúmenes u otras consideraciones en relación a fundamentar esta afirmación. Al contrario, el lago o espejo de agua fue pensado con la lógica de otorgar carácter de barrio náutico al emprendimiento inmobiliario con la pretensión de diferenciarse de otros emprendimientos y no con la de disminuir los impactos de la destrucción del valle de inundación.
[2] La zona es considerada área protegida por la llamada ´Ordenanza Yaguarí Guazú´ como así también por la llamada ´Ordenanza Florística´, ambas de la Municipalidad de Gualeguaychú. 
[3] Se debe tener en cuenta que la propuesta comercial del emprendimiento consta de 335 lotes residenciales, más 110 lotes residenciales con frentes náuticos, más complejos multifamiliares de aproximadamente 200 unidades, más hoteles (aproximadamente 150 habitaciones), más comercio e infraestructura para otros servicios.


Fuente
--


"OBSERVATORIO DEL DERECHO A LA CIUDAD"
Contacto: (011) 15 3655-3465

Nota relacionada

lunes, 17 de marzo de 2014

Crea mexicano batería con carga infinita y la patenta en Rusia


El científico mexicano Arturo Solís Herrera ha descubierto la manera de elaborar una “pila Infinita” capaz de generar electricidad a partir del agua y melanina. Este importante descubrimiento de un proceso bioquímico, no sólo no fue reconocido en México, sino que la patente fue otorgada por el gobierno ruso.

El experimento surge a partir de una molécula que existe en la piel, el cabello y el recubrimiento de la retina humana, pero que se puede producir artificialmente, (la melanina o polihidroxiindol), la cual puede romper la molécula del agua, separando el oxígeno y el hidrógeno, y extrayendo energía de ese proceso. Solís Herrera dice que su innovación busca generar energía limpia a través del hidrógeno en una lámpara que enciende con el generador Bat-Gen y que puede mantenerse prendida por 100 años.

Después de cuatro años de trámites y pruebas, el gobierno de Rusia otorgó a Solís Herrera la primera patente en todo el mundo que reconoce la existencia de la fotosíntesis humana. Este hallazgo permitió elaborar una especie de pila infinita, que el autor llama Bat-Gen, porque funciona al mismo tiempo como una batería recargable y como un generador continuo de energía.

“La melanina es capaz de romper la molécula del agua, separando oxígeno e hidrógeno, al mismo tiempo que esa reacción libera energía. Pero lo más revolucionario es que la misma molécula realiza la función inversa, y vuelve a unir el hidrógeno y el oxígeno, para que nuevamente se constituyan como agua, liberando una nueva carga de energía”, indicó el médico, con especialidad en neurooftalmología en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

El ciclo se puede repetir una cantidad incalculable de ocasiones, armando y desarmando la molécula del agua y liberando energía, sin que haya merma, debido a que la propia melanina ayuda a absorber nuevos fotones que están disponibles en el ambiente en las radiaciones electromagnéticas que normalmente nos rodean en todo el planeta, las cuales provienen del sol y del espacio. Con estos fotones se nutre el repetido evento iónico o eléctrico que ocurre al armar o desarmar las moléculas de agua.

El hallazgo no es una fantasía ni aparece de la nada. Desde el punto de vista científico forma parte de la corriente de estudios que busca generar energía limpia a través del hidrógeno, que es el átomo más sencillo del universo, formado por un protón y un electrón.

“Hasta ahora he gastado más de 40 mil dólares en abogados y trámites para buscar la patente y ha sido un proceso muy complejo por lo inédito de este hallazgo, que yo mismo llegué a considerar increíble”, refiere.

Y agrega que el otorgamiento de la patente en Rusia le da un aval firme a su hallazgo y deja el testimonio, con un documento legal, de que este descubrimiento fue hecho en México”, comenta el investigador, que no trabaja en ninguna universidad. Ahora los abogados que están tramitando las patentes en Estados Unidos y Europa dicen que seguramente el proceso de protección de propiedad intelectual en sus jurisdicciones se acelerará.

“El descubrimiento surgió de manera accidental cuando investigaba posibles terapias para las tres causas más comunes de ceguera en México: glaucoma, retinopatía diabética y degeneración macular provocada por la edad”, narra el científico, cuya formación académica es como médico cirujano del IPN, oftalmólogo de la UNAM, maestro en ciencias médicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y doctor en farmacología de la Universidad de Guadalajara.

Fuente:
www.invdes.com.mx

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Quieren declarar a Santa Fe provincia "libre de Dakar"

Que nadie crea que la largada del Dakar desde el Monumento deja felices a todos los rosarinos. Esa es, de mínima, la idea que impulsa a siete organizaciones ecologistas a una movida...


Que nadie crea que la largada del Dakar desde el Monumento deja felices a todos los rosarinos. Esa es, de mínima, la idea que impulsa a siete organizaciones ecologistas a una movida "antirrally". Ayer presentaron un proyecto ante la Cámara de Diputados provincial para que se declare a Santa Fe "zona libre de Dakar" y en unos días entregarán un pedido de informes ante la Dirección Provincial de Anticorrupción y Transparencia, para ver si se cumplió con el estudio de impacto ambiental que exige el Consejo Federal de Medio Ambiente. "Nadie pretende boicotear la partida del rally desde Rosario el 5 de enero próximo", sino dejar en claro que para muchos "no será ningún honor" y que hay sobradas razones "para que despierte una corriente de antipatía", explica Sergio Rinaldi, del Taller Ecologista. 

Hasta ahora, las voces que más se habían escuchado sobre la partida del Dakar desde Rosario eran las optimistas: que la ciudad estará en la tapa de los diarios del mundo, que durante tantas horas se televisará para mil millones de personas, que dejará tanta plata, que atraerá al turismo, que moverá el comercio... Pero existe también, un poco menos visible, una "corriente de antipatía" fundada en razones diferentes. Al frente se plantaron siete organizaciones, entre ellas el Taller Ecologista, el Taller de Comunicación Ambiental, Trama Tierra, Los Verdes y el Cepronat.

"Es muy contradictorio que por un lado Rosario ostente un plan de movilidad sustentable, con bicisenda, carriles exclusivos y preponderancia del transporte público, y por otro se enorgullezca de ser largada del Dakar, una competencia que alienta los vehículos de gran porte y fuerte consumo de combustible fósil, con la consiguiente emisión de gases de efecto invernadero", afirma el "verde" Gonzalo Gorostarzu.

El rechazo también se funda en que el rally causa graves daños al ecosistema (por ejemplo, destruye zonas de anidación y cría de fauna autóctona), abre sendas que favorecen la caza furtiva y destruye sitios arqueológicos y paleontológicos.

Como si fuera poco, la estadística muestra que, por competencia, se registran dos muertes humanas promedio, recuerda Cecilia Bianco, del Taller Ecologista. Desde que comenzó, en 1979, el rally ya produjo 59 víctimas fatales. Con esos antecedentes, la militante está convencida de que "el Dakar es un negocio que no debería aplaudirse".

Y dentro de la ciudad, además, aumenta dramáticamente los riesgos de atropello de perros y gatos.

Rinaldi aclara que son conscientes de que la movida no frenará el próximo rally. La batalla hoy es cultural y, a mediano plazo, apunta a que el Dakar no tenga más a estas tierras como pista. Una decisión que no por nada hace ya años tomó Europa.

Fuente:
www.lacapital.com.ar 

Nota relacionada aquí.

sábado, 26 de octubre de 2013

Harvard posee tierras en el país y sus alumnos la acusan de explotarlas mal

Tiene 87 mil hectáreas en Corrientes, donde produce madera. Según los estudiantes, provoca daño ambiental.
El miércoles. Estudiantes de Harvard exigieron a las autoridades “buenas prácticas ambientales” en Corrientes.
Por Gonzalo Sánchez 
25/10/13
La Universidad de Harvard posee en la Argentina 87.884 hectáreas. Están ubicadas en el corazón de una de las reservas de agua dulce más grandes del planeta: los Esteros del Iberá, en Corrientes. Son gestionadas a través de dos sociedades anónimas con oficinas en Buenos Aires –Las Misiones S.A. y Evasa S.A.– y se dedican a la plantación industrial de pinos y eucaliptus. Los beneficios económicos obtenidos por la producción y venta de madera se destinan a financiar parte de la actividad educativa de excelencia que promueve la casa de estudios norteamericana. De la misma manera, según registros oficiales, Harvard explota recursos naturales en diferentes partes del mundo. Esta es, por lo tanto, la historia local de un terrateniente extranjero inesperado.

La semana pasada, en Boston, un colectivo de estudiantes, profesores y graduados presentó un informe a las autoridades en el que señala que el emprendimiento en Corrientes está dañando al medio ambiente. El estudio asegura que Harvard ha expandido las plantaciones dentro de la Reserva Natural Iberá, sobre áreas donde no está permitido y sobre tierras de comunidades cercanas. Según residentes y científicos consultados, la forestación redujo la biodiversidad: produjo la migración de aves, la muerte de especies vegetales y cambió la composición del ecosistema, ya que los árboles absorben grandes cantidades de agua y secan extensiones de humedal.

Los residentes, dice el estudio, además están preocupados por el daño del suelo a largo plazo y por el acceso al agua para consumo. Citados en el trabajo, habitantes de localidades como San Miguel y Chavarría aseguran que debieron profundizar varios metros sus pozos de agua porque, a determinado nivel, el lecho se había secado. También se advierte por el daño que provocan en los caminos provinciales los camiones que sacan la madera de los campos. 

“Harvard ha conseguido altos beneficios en Corrientes mediante el aprovechamiento de un clima que lleva a tasas rápidas de crecimiento, un marco legal que otorga beneficios fiscales a los inversionistas extranjeros y una imagen atractiva de responsabilidad corporativa”, dijo a Clarín Sam Wohns, uno de los estudiantes que hizo el trabajo de campo. 

“Sospechábamos que la universidad tenía inversiones poco éticas, y ahora pudimos comprobarlo –agrega Wohns–. Me impactaron además las condiciones precarias de los empleados de las forestales. Harvard dice acoger a buenas prácticas, pero los pobladores viven situaciones contractuales irregulares”.

Wohns sigue: “La mayoría de las plantaciones está dentro de los esteros. Según los documentos mismos de la empresa, no debería haber ni un pino allí. Pero no respetan ni sus estatutos: plantan sobre los cuerpos de agua y están secando los suelos”. 

Wohns (28) cursa cuarto año de Economía Política. Es miembro de la Coalición para la Inversión Responsable de Harvard, una agrupación que junto al Oakland Institute (el informe lleva la firma de los dos organismos) se dedica a auditar los negocios de la casa de estudios fuera de Estados Unidos. A través del Harvard Managment Compañy (HMC), la universidad administra un fondo de 32 mil millones de dólares. En los últimos años, buena parte de ese dinero se invirtió en recursos naturales. L a lista de países en los que se invierte es infinita: va desde las Islas Cayman hasta Nueva Zelanda, pasando por casi toda Sudamérica. 

Por las dos empresas locales, HMC pagó 55,2 millones de dólares. Las tierras de Las Misiones S.A. fueron de la familia Pérez Companc hasta que en 2002 las compró el norteamericano Douglas Tompkins, varias veces denunciado por el control del agua. En 2007 el magnate decidió vender, y a través de un fondo de inversión llegaron a manos de Harvard, que posee el 100% del paquete accionario. Las tierras de Evasa S.A. corresponden a fracciones de otros campos que HMC debió sumar para poder obtener los beneficios impositivos que ofrece a las madereras la Secretaría de Agricultura. 

Clarín se comunicó con las autoridades de Harvard para conocer su posición. Y el vocero de la presidencia, Kevin Galvin, respondió: “Los proyectos se encuentran en áreas legales y se gestionan diligentemente a fin de minimizar el impacto en los humedales. Funcionan con pleno apoyo de autoridades y no han sido objetados por el Gobierno argentino. Evasa obtuvo importantes certificaciones de calidad y Las Misiones espera lograrlo pronto”. 

Se contrapone con las palabras de Wohns, quien el miércoles junto a un grupo de compañeros participó de una marcha para exigir medidas a las autoridades de Harvard. “Cuando vi cómo las plantaciones invadían los esteros, me sentí angustiado”, dijo. Y concluyó: “Como estudiante de Harvard, soy uno de los que usa la plata que ganan esas empresas. Pero yo no debería beneficiarme por la destrucción ambiental”.

Fuente:
www.clarin.com

jueves, 4 de julio de 2013

El agua es el principal desafío ambiental de América Latina.

Por María Paula Bandera 

Yolanda Kakabadse, presidenta de la WWF, asegura que los ambientalistas "no logramos vincular el mensaje ambiental con la calidad de vida". 

La presidente de World Wildlife Foundation Yolanda Kakabadse Navarro en las oficinas de Vida Silvestre en el barrio de San Telmo en la ciudad de Buenos Aires. (Maxi Failla)

 

Cuando se trata de debates ambientalistas, Yolanda Kakabadse es una figura clave. Es que esta ecuatoriana, actual presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), está ligada al cuidado del medioambiente desde hace más de 30 años, tanto en el ámbito del tercer sector como en el público, ya que fue ministra de Ambiente en su país entre 1998 y 2000.

De visita en Argentina invitada la Fundación Vida Silvestre Argentina, Kakabadse no duda a la hora de señalar el mayor problema de la región en materia ecológica: "El tema del agua es el principal desafío ambiental de América Latina, ya que en toda nuestra región las corrientes de agua han sido usadas como basurales, como lugares de desecho de la industria, de los centros urbanos, y la calidad de vida de la población se relaciona con la salud de ese recurso", explica.

Su uso descontrolado es otro factor que pone en peligro la disponibilidad del agua, "el abuso en la forma de utilizarla nos indica que en algún momento dejará de ser un recurso en la sociedad. Estamos acabando con el abastecimiento y no hay muchas opciones, puedes desalinizar el agua del mar, pero ¿cómo haces para proveerla a Salta o a Córdoba? Sería una locura".

Para Kakabadse, la indiferencia que la mayoría de los partidos políticos muestra en relación al cuidado del medio ambiente radica en dos razones: "La primera es que los ambientalistas no hemos vinculado lo suficiente el mensaje ambiental con la calidad de vida, en algunas partes todavía se nos ve como un grupo aislado de la sociedad que no se ha integrado al debate del desarrollo. Por otra lado, el camino de la sustentabilidad obliga a hacer cambios y éstos no son siempre fáciles, además implica tomar decisiones y enfrentarse a intereses de todo tipo". La sociedad también tiene su cuota de culpa, ya que "no siempre pone sobre la mesa los temas para que se conviertan en agenda de los gobernantes", señala. Sin embargo, los políticos deberían prestar atención al asunto porque para la experta "más del 70% de los conflictos mundiales son de origen socioambiental".

Otro asunto fundamental es la creación de áreas protegidas, debido a que son una herramienta clave para garantizar la conservación de las especies de la flora y la fauna. En Argentina, el 80% del territorio se encuentra en manos privadas, por eso es vital involucrar a los propietarios de estas tierras. La experta advierte que "por más financiamiento que se ponga en mantener un área de conservación, los números nunca van a ser iguales a los de la actividad extractiva. El tema es apostar por lo inmediato o lo mediato, la minería o el petróleo me van a dar una renta enorme por los próximos 20 años, mientras la conservación me va a dar una renta enorme por 10.000 años. Una zona afectada por la actividad extractiva deja de ser un bien común para siempre".
Fuente:
www.clarin.com

jueves, 6 de junio de 2013

Buscando soluciones sustentables: el desafío de los biocombustibles y el papel de las algas.

Julieta Barchiesi nos cuenta sobre las algas como nueva opción para la obtención de biocombustibles.


Las algas se posicionan como una fuente alternativa para la obtención de biocombustibles.

Julieta Barchiesi*
En las próximas décadas el mundo necesitará enormes cantidades de energía para respaldar el crecimiento económico y poblacional, y para mejorar los estándares de vida. Los suministros de energía convencionales lucharán para seguir el ritmo de la demanda, y la energía se deberá producir de forma ecológica y socialmente responsable. Simultáneamente, será necesario alimentar la población mundial creciente. Esto incrementará la presión en el medioambiente, la tierra cultivable, las reservas de peces y el suministro de agua pura. Las algas son la gran promesa debido a que son una fuente de energía para biocombustibles con baja emisión de dióxido de carbono (CO2), y como suplementos dietario animal.

Los biocombustibles son alcoholes, ésteres y otros compuestos químicos producidos a partir de la biomasa, residuos de la agricultura y de la actividad forestal, y desechos industriales. Entre otros podemos incluir al bioetanol, biodiésel, biohidrógeno, biometanol; siendo los dos primeros los más desarrollados y empleados. La biomasa hace referencia a toda materia que puede obtenerse a través de la fotosíntesis, proceso mediante el cual la mayoría de las especies vegetales generan azúcares utilizando energía solar. A partir de sustancias simples como el agua y el dióxido de carbono, esta energía se almacena en forma de moléculas de glucosa, almidón, celulosa y aceites.

UNA SOLUCIÓN A BASE DE ALGAS
Las algas son la fuente de materia prima menos publicitadas para biocombustibles, a pesar de que muchas de ellas tienen un alto potencial para solucionar la dependencia mundial de los combustibles fósiles y limitar las emisiones de CO2 asociadas al cambio climático global. Las microalgas son organismos fotosintéticos que se encuentran tanto en el mar como en agua dulce y poseen un mecanismo de fotosíntesis muy similar al de las plantas terrestres. Están a la vanguardia de la investigación en los esfuerzos destinados a desarrollar tecnologías y sistemas modelos para la producción renovable de hidrógeno y otros biocombustibles como biodiesel y bioetanol. Su procesamiento es simple, debido a su pequeño tamaño y a que carecen de lignocelulosa, un polisacárido presente en todas las fuentes de biomasa terrestres que complica el proceso de conversión de la biomasa en biocombustible. En relación con las plantas terrestres, las microalgas son más eficaces en la conversión de la luz del sol a energía química. Pueden producir una cantidad de aceite por metro cuadrado substancialmente mayor que los aceites de semillas tradicionales y además, disminuir los niveles de CO2, ya que las algas consumen este gas mientras emiten oxígeno puro. Las algas no compiten por terrenos cultivables con las plantas terrestres, muchas cepas de algas pueden crecer en agua de mar o aguas residuales, preservando las valiosas fuentes de agua dulce. Su ventaja a nivel económico se basa en la alta eficiencia de las algas unicelulares para la conversión de energía solar respecto de los cultivos. Por esta y otras razones, las microalgas tienen muchas ventajas sobre las plantas terrestres en lograr uno de los desafíos más grandes a nivel mundial: obtener una forma de energía segura y sostenible, y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Además, y respecto a la remediación ambiental, las microalgas secuestran naturalmente CO2 de la atmósfera. Sin embargo, para cubrir las necesidades del rápido crecimiento de una granja de algas, se necesitan cantidades de CO2 adicionales. La solución es capturar CO2 emitido por plantas industriales, tales como usinas, fábricas de cemento y fábricas de etanol, que de lo contrario serían una fuente de contaminación ambiental. Así, una fuente potencial de calentamiento global es convertida en una fuente de materia prima de combustión limpia para biocombustibles. Además, todos los otros métodos usados para mitigar el CO2 solo lo secuestran; no lo convierten en productos útiles o energía; por lo tanto el uso de microalgas es el mejor método para combatir el cambio climático.

EL ALMIDON
El almidón ha adquirido un inmenso valor en la vida humana, siendo la fuente de calorías más importante en nuestra alimentación, y como un recurso renovable y precursor de nuevos materiales biodegradables en el medio ambiente. En los últimos años, se ha incrementado la utilización de almidón y sus derivados en la industria, a partir de su uso como materia prima, compitiendo con aquellas derivadas de productos a base de petróleo. La modificación de la vía de síntesis de almidón, permite generar nuevos almidones con propiedades mejoradas y nuevas aplicaciones industriales. Sin embargo, uno de los problemas de su uso para biocombustibles es que compite con la alimentación de la población.

Ante esta problemática, la comunidad científica se interesó en profundizar el conocimiento en los mecanismos de producción de almidón en plantas y microalgas con el objetivo de desarrollar herramientas para obtener almidones modificados para distintos fines industriales, alimenticios y bioenergéticos.

Hace siete años, un equipo de investigadores pertenecientes al Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos (CEFOBI) dependiente del CONICET (www.conicet.gov.ar) comenzó a investigar las propiedades de las proteínas de síntesis y degradación de almidón de una planta modelo, Arabidopsis thaliana, con fines biotecnológicos. En el último año, el estudio se expandió a otro organismo fotosintético, cuyo uso no compite con la alimentación humana, el microalga Ostreococcus tauri. Esta alga es el organismo eucariota más pequeño que se conoce hasta la actualidad, y es una de las microalgas más abundantes de los sistemas oceánicos y costeros. Además es un importante modelo biológico utilizado en estudios genómicos y de fisiología vegetal en todo el mundo.

O. tauri presenta ciertas características particulares respecto a la producción de almidón. Este pequeño microalga, de genoma compacto y fácil de cultivar en laboratorios, acumula almidón en un único gránulo y presenta una ruta metabólica de almidón incluso más compleja que la de algunas plantas terrestres, con múltiples formas de cada enzima (http://learn.genetics.utah.edu/es/units/activities/extraction/enzyme.html). El estudio de este organismo nos permitirá generar herramientas moleculares de gran utilidad para diseñar la ingeniería de proteínas que eventualmente permita obtener almidones con cualidades mejoradas para diversos usos.
* La Dra. Barchiesi es investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Desempeña sus tareas en el Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos (CEFOBI), instituto de doble dependencia Universidad Nacional de Rosario - CONICET.

Fuente
secyt.unr.edu.ar

miércoles, 29 de mayo de 2013

Quimiofobia: lo contrario de químico no es ecológico.



 La única razón que encuentro para que, de un tiempo a esta parte, se le haya encontrado un antónimo a “química” como “natural”, que poco o nada tiene que ver con la lengua y mucho con la ideología, es la quimiofobia. La circunstancia está siendo muy explotada por los departamentos de marketing de empresas de todo tipo y es algo que ya está tan aceptado que oponerse es inútil y solo se arregla con formación. Entonces, ¿por qué escribo sobre esto?  Porque el otro día vi una vuelta de tuerca en un conocido blog ambiental que rebasó mi raya roja: contraponer ecológico a químico

En el artículo se diferencia entre productos de limpieza ecológicos y productos de limpieza químicos. Cada vez que veo algo que se define, aunque sea indirectamente, como “no químico” me pregunto si estará compuesto de sangre o cuerno de unicornio, de polvo de hadas o será, tal vez, “El halcón maltés”.  En la página de la empresa ni por asomo se les ocurre decir tamaña tontería. ¿Cómo podrían decir que algo no es químico cuando tiene una ficha de seguridad tal que así

Composicon friegasuelos Natursafe

El artículo hace gala de un nivel de ignorancia científica básico al afirma indirectamente que esos productos de limpieza no son una mezcla de compuestos químicos pero no todo es desinformación en el mundo de los productos de limpieza eco: tienen unos niveles de compuestos tales que los hacen merecedores de diversos sellos de sostenibilidad (espero) y el sistema de gestión de de residuos de envase usando un concentrado para mezclar con agua es algo que debería ser obligatorio en la UE desde hace tiempo para aquellos productos que lo permitan. 
Por lo que no paso es por asociar “químico” a “no ecológico”. Lo más aproximado al antónimo de “natural”, en este contexto, sería “sintético” y no, no todo lo “sintético” es malo. 

PD: los trucos caseros para limpiar también usan químicos sintéticos como el vinagre, ojocuida.

Fuente:
http://uncuartodeambiente.es 

sábado, 4 de mayo de 2013

Europa prohíbe tres pesticidas que matan a las abejas.

Se trata de insecticidas muy comunes en los cultivos y que los científicos relacionan con la muerte masiva de estos insectos en todo el mundo.

Europa prohíbe tres pesticidas que matan a las abejas
Tres pesticidas han sido prohibidos por Europa por estar relacionados con la muerte masiva de abejas.


La Comisión Europea (CE) ha decidido prohibir el uso de tres plaguicidas muy comunes en los cultivos relacionados con la muerte masiva de abejas en todo el mundo, según investigaciones científicas. Se trata de tres neonicotinoides frecuentes en la siembra del girasol, la colza, el algodón y el maíz.

La desaparición de cientos de millones de abejas, vitales para mantener el ecosistema, se ha convertido en una preocupación para la comunidad científica desde hace años. El número de estos insectos ha disminuido de forma desmesurada, una crisis que se ha denominado el problema del colapso de las colonias (CCD, por sus siglas en inglés) y cuyo origen puede estar en estos insecticidas.

La decisión se basa en el principio de precaución a partir de un informe de la Agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) que señala tres plaguicidas de la familia de los neonicotinoides comercializados en Europa por Bayer y Syngenta: clotianidina, tiametoxam e imidacloprid. Estos químicos pueden afectar al sistema nervioso de los insectos causándoles parálisis y hasta la muerte, pero no suponen un riesgo para la salud humana.

Expertos de los Estados miembros se pronunciaron hoy sobre la propuesta de Bruselas y no alcanzaron una mayoría cualificada a favor o en contra de la iniciativa, de manera que en ausencia de acuerdo corresponde a la CE decidir sobre la adopción de la restricción propuesta. En total, quince Estados miembros votaron a favor, dos más que en una votación precedente en marzo: España, Alemania, Francia, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Chipre, Letonia, Luxemburgo, Eslovenia, Malta, Holanda, Polonia y Suecia, según indicaron fuentes comunitarias. En contra se mostraron ocho países: Reino Unido, Italia, Portugal, la República Checa, Austria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia.

El comisario europeo de Sanidad, Tonio Borg, recordó que las abejas son "vitales para nuestro ecosistema" al favorecer la polinización, y que su contribución anual a la agricultura europea se cifra en más de 22.000 millones de euros.

Uso restringido 
El origen de la propuesta comunitaria es un informe de la EFSA publicado en enero que relaciona el uso de los insecticidas con neonicotinoides, sustancias derivadas de la nicotina, con la alta mortalidad que sufren las colonias de abejas. En particular, la CE sugiere modificar las condiciones de aprobación de tres derivados presentes en algunos pesticidas: el tiametoxam, el imidacloprid y la clotianidina, para restringir su uso a los cultivos que no atraen a las abejas y a los cereales de invierno, ya que la exposición a los pesticidas durante el otoño no se considera peligrosa.

Además, plantea prohibir la venta y el uso de "semillas tratadas" con productos que contengan esas tres sustancias (excluyendo también en este caso las semillas de las plantas que no atraen a esos insectos y las de los cereales de invierno). Las excepciones se limitarán a la posibilidad de tratar cultivos en invernaderos o campos al aire libre sólo después de la floración.

La CE precisó que las restricciones se aplicarían a partir del próximo 1 de diciembre, y que tan pronto como hubiera información disponible, y a más tardar en un máximo de dos años, deberá revisar las condiciones de aprobación de esas tres sustancias para "tener en cuenta las novedades científicas y técnicas relevantes".

Apicultores satisfechos 
El presidente de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Matthias Groote, celebró en un comunicado la decisión de la CE, pero advirtió de que "aún faltan datos por conocer" para entender exactamente cómo los neonicotinoides afectan a las abejas, al tiempo que aseguró que esas sustancias no son las únicas amenazas para estos insectos. 

Por su parte, la eurodiputada francesa de Los Verdes Sandrine Bélier destacó que esta decisión es sólo "una primera etapa", al considerar que estos pesticidas deberían ser prohibidos "totalmente" para la adecuada recuperación de las abejas. Mientras, el liberal británico Chris Davies manifestó que "hay evidencias suficientes" para creer que los neonicotinoides perjudican a los polinizadores.

Greenpeace celebró en un comunicado igualmente la decisión, que salió adelante a pesar de la "presión" ejercida por empresas que fabrican esos pesticidas como Syngenta, Bayer o BASF. Asociaciones de apicultores y organizaciones ecologistas como Avaaz se manifestaron hoy frente a las instituciones comunitarias en Bruselas para pedir el veto de esas sustancias. 

Fuente:
www.abc.es/ciencia

viernes, 19 de octubre de 2012

Sobre los signos de advertencia tempranos.

El autor reflexiona sobre la búsqueda de orden en el aparente caos.



Cambios rápidos son distintivos del cambio climático, los ataques de epilepsia, las crisis financieras y los colapsos pesqueros. Principios matemáticos profundos enlazan a estos eventos.

Por George Sugihara
Traducción por Claudio Pairoba

En un encuentro cerrado que se desarrolló en Boston en octubre del 2009, el lugar estaba repleto personalidad de la política exterior y las finanzas: Henry Kissinger, Paul Volcker, Andy Haldane y Joseph Stiglitz entre otros, así como representantes de fondos de riqueza soberanos, pensiones y donaciones por valor de un billón de dólares – una significativa tajada de la riqueza del mundo. La sesión abrió con la siguiente pregunta reveladora: “¿El último par de años nos ha mostrado que nuestros modelos tradicionales de riesgo y financieros están irrecuperablemente destruidos y que los modelos y aproximaciones de otros campos (por ejemplo, la ecología) pueden ofrecer una mejor comprensión de la interconexión y fragilidad de los sistemas financieros complejos?
La ciencia es una empresa humana creative: Los descubrimientos se hacen en el contexto de nuestras creaciones: nuestros modelos y e hipótesis acerca de cómo funciona el mundo. Las grandes fallas, sin embargo, pueden ser una llamada de alerta sobre las visiones enfrentadas, y nada trae humildad o llama la atención más rápido que un evento que toma por sorpresa a tantos tan rápido.

Ejemplos de cambios catastróficos y sistémicos se han estado acumulando en una variedad de campos, típicamente en contextos especializados con poca conexión cruzada. Solo recientemente hemos comenzado a buscar patrones genéricos en la red de causas y efectos conectados que pone eventos dispares en un marco común – un marco que opera en nivel lo suficientemente alto para incluir cambios climáticos geológicos, ataques epilépticos, debacles de los mercados y la industria pesquera y rápidos cambios de ecosistemas saludables a desiertos biológicos.

Los temas principales de este marco son dobles: Primero, son todos sistemas complejos de partes interconectadas e independientes. Segundo, son sistemas no lineales y que no están en equilibrio, que pueden sobrellevar cambios de estado rápidos y drásticos.

Consideren primero las interconexiones complejas. Generalmente no se piensa en la economía como un problema de sistemas globales. De hecho, los bancos de inversión son famosos por una marca de visión en tunel que enfoca el manejo de riesgos a nivel de las firmas individuales e ignora los problemas financieros en red que son menos frecuentes pero más costosos y difíciles. El monitoreo de redes de firmas similares a ecosistemas, con hojas de balances entrelazadas no aparece en la descripción de las ocupaciones de un gerente de riesgos. Aún así, existe un acuerdo emergente que al ignorar el a”parentemente incomprensible entramado de obligaciones de las contrapartes e interdependencias mutuas (la pesadilla de un contador, más recursiva que la rutina de Abbott y Costello “¿Quién está en primera?) evitó una real evaluación de las primas de riesgo, lo que ayudó a propagar la crisis actual.

Una situación paralela existe en la industria pesquera, donde tradicionalmente se manejan los stocks una especie a la vez. La alarma por el colapso con las reservas de peces, sin embargo, está ayudando a crear la actual tendencia para un manejo del océano basado en los ecosistemas. Este es un paso en la dirección correcta, pero los modelos actuales de simulación de ecosistemas continuan siendo incapaces de reproducir derrumbes reales en la población. Y lo mismo es real para la mayoría de los modelos de simulación climáticos. Aunque los datos geológicos nos dicen que las temperaturas globales pueden cambiar rápidamente, los modelos consistentemente subestiman esa posibilidad. Esto se relaciona con la siguiente propiedad, la naturaleza no lineal y de no equilibrio de los sistemas.

La mayoría de los sistemas diseñados, consistentes en resortes mecánicos, transistores y cosas por el estilo, son construídos para permanecer estables. O sea, si se los aleja del reposo o equilibrio, vuelven a ese estado. Muchos modelos ecológicos simples, modelos fisiológicos e incluso los modelos económicos y climáticos se construyen asumiendo el mismo principio: un equilibrio estable de naturaleza global. Una simplificación relacionada es ver al mundo como formado por partes separadas que pueden ser estudiadas de manera lineal, una pieza por vez. Estas piezas pueden sumarse de manera independiente para obtener el todo. Los investigadores han desarrollado una gran cantidad de herramientas y métodos analíticos y estadísticos basados en esta idea lineal, y han probado ser de invalorable ayuda para el estudio de dispositivos simples. Pero incluso cuando muchos de los sistemas complejos que nos interesan son no lineales, insistimos con estas herramientas y modelos. Es un caso de mirar bajo el poste de luz porque la luz es mejor aunque sabemos que las llaves perdidas están en las sombras. Los sistemas lineales producen hermosas estadísticas estacionarias – métricas de riesgo constantes, por ejemplo. Dado que asumen la ausencia de variación de un proceso a lo largo del tiempo, uno puede obtener una pequeña muestra para tener una idea de cómo se ve el universo de posibilidades más grande. Esta característica de los sistemas lineales suena atrayente para nuestro razonamiento heurístico normal.

Sin embargo, los sistemas no linelaes no se comportan tan bien. Pueden aparecer estacionarios por un largo período de tiempo, luego y sin que medie ningún cambio, muestran saltos en variabilidad – llamados de variancia cambiante. Por ejemplo, si uno mira al rango de variables económicas durante la década pasada (movimientos diarios del mercado, cambios en el Producto Bruto Interno, etc.), uno podría inferir que la variabilidad y el universo de posibilidades son modestos. Este era el modus operandi del manejo de riesgo normal. A consecuencia de esto, la posibilidad de algunos de los grandes movimientos que vimos en el 2008, los cuales ocurrieron a lo largo de varios dias consecutivos, debería haber sido inferior a una vez en la vida del universo.

Nuestro problema es que el deseo científicos de simplificar ha tomado control, algo sobre lo que Einstein advirtió cuando parafraseó a Occam: “Todo debería hacerse tan simple como sea posible, pero no más”. Pensar en los sistemas naturales y económicos como de naturaleza esencialmente estable y pasibles de ser descompuestos en partes es una buena hipótesis inicial, las observaciones y mediciones actuales no respaldan esta hipótesis – de allí nuestra contínua sorpresa. Así como nos gusta la idea de constancia, somos caprichosos para cambiar. Josh Billings el humorista norteamericano del siglo 19, lo dijo muy bien: “No es lo que no sabemos lo que nos causa problemas, es lo que sabemos que no es así.”

Así que, ¿cómo procedemos? Hay una serie de formas para aproximarnos de manera táctica, incluyendo nuevas técnicas con gran cantidad de datos que modelan cada sistema de manera única pero buscando características comunes. Sin embargo, un acercamiento más estratégico consiste en estudiar estos sistemas en su nivel más genérico, identificar principios universales que sean independientes de los detalles específicos que distinguen a cada sistema. Este es el dominio de la teoría de la complejidad. Entre estos principios está la idea de que podría haber señales universales de alarma temprana para las transiciones críticas, señales diagnósticas que aparecen cercanas a puntos inestables de rápido cambio. El argumento reciente para las señales tempranas se basa en lo siguiente: 1) que tanto los modelos simples como los no lineales complejos y más reales muestran estos comportamientos, y 2) que hay creciente evidencia empírica para estos precursores comunes en una variedad de sistemas.

Un fenómeno clave conocido por décadas es el llamado “enlentecimiento crítico” a medida que se aproxima un umbral. O sea, una respuesta dinámica del sistema a las perturbaciones externas se vuelve más lento cerca de los puntos de inflexión. Matemáticamente, esta propiedad da lugar a una inercia aumentada en las subidas y bajadas de cosas tales como temperatura y números de poblaciones – llamamos a esta inercia “autocorrelación” – lo cual a su vez puede resultar en cambios más marcados, o más volatilidad. En algunos casos, incluso puede producir “parpadeos”, o alternancia rápida entre un estado estable y otro (imagine un lago rebotando una y otra vez entre transparente y oxigenado vs. plagado de algas y sediento de oxígeno). Otro comportamiento temprano es un incremento en “resonancia espacial”: pulsos que ocurren en partes vecinas de la red se sincronizan. Neuronas cercanas disparan al unísono desde minutos hasta horas anteriores a un ataque epiléptico, por ejemplo, y los mercados financieros globales pulsan juntos. Se ha visto que la autocorrelación que deriva del enlentecimiento crítico es un indicador particularmente bueno de ciertos eventos de cambio climático geológico, tales como la transición entre invernadero-casa de hielo que ocurrió 34 millones de años atrás; el efecto inercial del enlentecimiento de los sistemas climáticos se acumuló de manera gradual a lo largo de millones de años, terminando de manera brusca en un cambio rápido que convirtió un planeta verde y exuberante en otro con regiones polares cubiertas de hielo. El quiebre financiero global ilustra el fenómeno de enlentecimiento crítico y resonancia espacial.

Al acercarnos a la crisis, hubo un marcado incremento en homogeneidad entre instituciones, tanto en sus estrategias de generación de ganancias así como en sus estrategias de manejo de riesgo, de manera tal que se incrementó la correlación entre fondos y a través de los países – un señal temprana. De hecho, con respecto al manejo de riesgo a través de la diversificación, es irónico que la diversificación fue tan extrema que se perdió: todos siendo propietarios de una parte del todo crea una homogeneidad completa. La reducción del riesgo a través de un incremento en la diversidad del portfolio tiene sentido para cada institución individual, pero si todos lo hacen, crea riesgos enormes para los grupos o sistemas. Matemáticamente, tal homogeneidad conduce a una conectividad aumentada en el sistema financiero, y el número y fuerza de estos lazos crece a medida que crece la homogeneidad. Por lo tanto, la consecuencia de aumentar la conectividad es desestabilizar un sistema genérico complejo: cada institución se vuelve más afectada por la hoja de balances de las instituciones vecinas que por la propia. El rol del monitoreo de riesgo sistémico, entonces, podría ser la rápida detección y diseminación de desbalances potenciales, de la misma manera en que permitimos los incendios frecuentes de malezas para impedir incendios catastróficos. En el caso de que esta clase de desbalances sean rápidamente identificados, tal vez no necesitemos regulaciones más allá de una rápida difusión de información. Tener disrupciones frecuentes y pequeñas incluso podría ser señal de un sistema financiero innovador y saludable.

Se podrían obtener lecciones tácticas adicionales de las similitudes en la estructura de redes de pagos bancarios y redes “mutualistas” o cooperativas en Biología. Se cree que estas estructuras promueven el crecimiento de las redes y sostienen más especies. Considere el caso de las plantas y sus insectos polinizadores: cada grupo se beneficia mutuamente, pero existe competencia dentro de los grupos. Si los polinizadores interaccionan con plantas promiscuas (generalistas que se benefician de muchas especies de insectos diferentes), la competencia total entre insectos y plantas disminuye y el sistema puede crecer mucho.

Las relaciones de esta clase se ven también en sistemas financieros, donde pequeños bancos especialistas interaccionan con grandes bancos generalistas. De manera interesante, la misma estructura jerárquica que estimula la biodiversidad en redes de cooperación plantas-animales puede incrementar el riesgo de fallas sistémicas a gran escala: el mutualismo facilita una mayor biodiversidad, pero también crea la posibilidad de que muchas especies dependientes se extingan, especialmente si generalistas grandes y bien conectados – ciertos grandes bancos, por ejemplo – desaparecen. Se vuelve un argumento para la política de “demasiado grande para fallar”, en la cual el tamaño de la red de la compañía en Facebook importa más que el tamaño de su hoja de balances.

Para estar seguros, rescatar a una gran institución financiera genera cuestiones de “peligro moral”. Sin embargo, la razón más convincente para andar con cuidado es que esta acción podría propagar otro colapso sistémico en otra parte de la red si hay demasiado subsidio enfocado y el beneficio no se distribuye (un punto relevante para aquellos que están manejando fondos TARP). Los términos excesivamente favorables entre dos agentes que cooperan – digamos la Reserva Federal y una institución financiera grande – pueden conducir a un colapso no buscado de otros agentes y a un eventual duopolio.

Otro buen ejemplo es el de la interdependencia del sitio de subastas online eBay y el sistema de pagos electrónicos PayPal. PayPal fue la forma de pago dominante para las subastas en eBay cuando eBay la compró en 2002, fortaleciendo los lazos cooperativos entre las dos compañías. Esta sociedad duopolística contribuyó a la desaparición de sistemas de pagos que competían, tales como Billpoint de eBay (desaparecido después de la compra de PayPal), c2it del Citibank (cerrado en 2003) y el PayDirect de Yahoo! (cerrado en 2004).

Como un pensamiento final, aunque nos gustaría predecir y manejar los cambios catastróficos, algunos serán inevitables. La inestabilidad es un hecho de la naturaleza. Y aunque ahora nos parezca difícil, un día los desplazamientos del cambio climático empequeñecerán nuestras preocupaciones sobre la economía. A medida que nos volvemos más conscientes de las formas en que nuestras acciones nos acercan más rápidamente a los puntos de inflexión del cambio climático, tal vez nuestra posesión más preciada será nuestra habilidad de anticipar estos cambios lo suficientemente rápido para evitarlas o, por lo menos, prepararnos para sus consecuencias.

George Sugihara es biólogo teórico y se desempeña en el Scripps Institution of Oceanography.


Fuente:
www.seedmagazine.com

miércoles, 21 de marzo de 2012

Ansiosamente esperan a los científicos para las charlas de Rio+20.


La próxima cumbre de los pueblos en Rio de Janeiro busca consenso para lograr un desarrollo sostenible.

La reunión se desarrolla 20 años después de la histórica cumbre de Rio en 1992.

Aisling Irwin
Traducción por Claudio Pairoba

Los defensores de la ciencia sabrán hoy si han logrado conseguir que se preste más atención a la ciencia y la tecnología en las negociaciones que conducirán al encuentro de Rio+20 a mitad de año (20-22 de Junio). Las delegaciones nacionales comienzan hoy las discusiones informales (19-23 de Marzo) sobre el texto que constituirá el resultado de la Conferencia de las Naciones Unidas para Desarrollo Sustentable (Rio+20).

La comunidad científica y tecnológica mundial ha estado tratando de manera sostenida de lograr acuerdos en asuntos que considera cruciales para tener un resultado exitoso en la reunión que se realizará en Junio en Brasil, a la cual al menos 118 Jefes de Estado han prometido asistir. Rio+20 busca encontrar un camino hacia el desarrollo sustentable a través del desarrollo de una economía verde y un marco institucional conducente.

Primera en la lista de actividades de la comunidad científica está la incorporación en el texto de una sensación de urgencia acerca de los problemas ambientales y de desarrollo, así como un reconocimiento de que hay “límites planetarios”  - una idea que ha estado cobrando impulso en muchos lugares pero que no se incluye en el borrador actual. Los idea de “límites planetarios” fue expuesta por Johan Rockström, director ejecutivo del Stockholm Resilience Centre, en la revista Nature 2009, y se refiere a los límites al uso de 9 de los recursos del planeta, los cuales van desde actividades que generan dióxido de carbono hasta el uso de la tierra, la carga de la atmósfera con aerosoles y el uso de los océanos.

Rockström ha propuesto un máximo numérico para cada una de ellas, más allá del cual el sistema puede estar en riesgo de colapsar, poniendo en riesgo a comunidades humanas.

“Los límites planetarios introducen esta idea de que el planeta tiene limitaciones y que no podemos continuar usando sus recursos indefinidamente,” dice Peter Bates, oficial científico del Consejo Internacional por la Ciencia (ICSU por sus siglas en inglés) – el cual, junto con la Federación Mundial de Organizaciones de Ingeniería, ha estado manejando el Grupo Mayor de ciencia y tecnología, que ha sido parte formal de las discusiones.

“Esperamos meternos en el párrafo de apertura. El borrador es bastante débil en cuanto a la urgencia.”

Pero la idea es controvertida entre los científicos, algunos de los cuales han cuestionado el rigor de los datos y las bases para las cifras que se han sugerido para cada “límite”. “Es una idea irresistible, yo respaldaría el concepto”, manifestó David Molden, director general del Centro Internacional para el Desarrollo Integrado de la Montaña en Nepal y anterior directivo del Instituto Internacional para el Manejo del Agua en Sri Lanka. “Pero existe el peligro, con algunos límites, de poner una cifra para su uso. No es que esos números hayan sido conocidos por largo tiempo y debatidos, es una nueva idea. Por ejemplo, uno puede extraer menos agua si la maneja mal de lo que puede extraer si la maneja bien – así que el límite no es estricto.”

El Grupo Mayor también está presionando para que haya cuerpos consultores científicos independientes en las Naciones Unidas, y en los gobiernos regionales y nacionales, al igual que un mecanismo global que coordine la ciencia internacional e interdisciplinaria que se ocupa del desarrollo sostenible. “La gente siente que la ciencia está funcionando. Pero con los mecanismos correctos trabajando podrían obtener más de la ciencia,” Bates comentó a SciDev.Net.

El grupo también desea ver que los gobiernos nacionales se pongan de acuerdo en cuanto a destinar más dinero a la investigación para el desarrollo sustentable internacional. Y quiere que Rio+20 acuerde desarrollar indicadores integrados viables desde el punto de vista científico que vayan más allá del PBI (producto bruto interno) – para incluir dimensiones sociales y ambientales, y posiblemente la creación de una fuerza de tareas global para hacer avanzar el tema.

El primer borrador del acuerdo – el borrador cero, dado a conocer en Enero – ha generado grandes críticas por ser demasiado blando, aunque Naciones Unidas ha respondido diciendo que fue deliberadamente escrito como un marco dentro del cual se pudiera construir.

Fuente:
www.scidev.net
 

jueves, 1 de septiembre de 2011

Las heces de los osos panda podrían revolucionar los biocombustibles


La material fecal de los osos panda contiene bacterias que podrían tener la respuesta a uno de los mayores desafíos en la producción de biocombustibles.
Oso panda

Las bacterias en el sistema digestivo de los osos panda pueden descomponer la celulosa.
Las bacterias son tan potentes que descomponen celulosa, abriendo el camino para la obtención de biocombustibles a partir de pastos, madera y restos de cultivos. La elaboración actual, a partir fundamentalmente de caña de azúcar y maíz, ocupa tierras fértiles y ha llevado a un aumento en el precio de los alimentos, según sus críticos.
"¿Quien hubiera pensado que los excrementos de los pandas podrían ayudar a superar uno de los mayores obstáculos en la producción de biocombustibles?", dijo Ashli Brown, profesora de bioquímica de la Universidad Estatal de Mississipi en Estados Unidos y coautora del estudio. El trabajo fue presentado esta semana en Denver, en el encuentro de la Sociedad de Química de Estados Unidos, ACS por sus siglas en inglés.
"Quien hubiera pensado que los excrementos de los pandas podrían ayudar a superar uno de los mayores obstáculos en la producción de biocombustibles"
Ashli Brown, Universidad Estatal de Mississipi
"Esperamos que nuestra investigación contribuya a expandir el uso de biocombustibles en el futuro y a disminuir la dependencia del petróleo. También que destaque la importancia de conservar especies animales en su medio natural".
Brown estima que en ciertas condiciones, las bacterias del sistema digestivo de los pandas pueden convertir hasta el 95% de la biomasa vegetal en azúcares simples. Estas bacterias contienen enzimas tan poderosas que eliminan la necesidad de temperaturas elevadas, presiones altas o sustancias ácidas utilizadas actualmente para obtener combustibles a partir de maíz.
Estos procedimientos son costosos y prolongados. Las bacterias de los pandas, en cambio, permitirían obtener biocombustibles en forma más rápida y más limpia, con un costo menor.

Como las termitas

Las bacterias de los osos panda podrían descomponer en forma eficiente la llamada lignocelulosa, un compuesto que da rigidez y firmeza a las paredes celulares de las plantas, pero que dificulta enormemente la extracción de los azúcares para la producción de biocombustibles.
Oso panda en la Reserva de Wolong, en la provincia de Sichuan, China
Se estima que quedan menos de 2.500 osos panda en estado silvestre.
Los científicos sabían desde hace mucho tiempo que los pandas, al igual que las termitas y el ganado, tienen bacterias en su sistema digestivo que les permiten descomponer la celulosa.
El bambú es el 99% del alimento de los osos panda silvestres y se estima que un adulto puede consumir entre 10 y 20 kilos por día.
El estudio de esas bacterias sólo comenzó a profundizarse, sin embargo, a partir del interés en los biocombustibles.
Brown y sus colegas recogieron y analizaron durante un año muestras de excrementos de una pareja de pandas en el Zoológico de Memphis.
Los científicos identificaron varios tipos de bacterias en las heces, incluyendo algunas similares a las halladas en termitas, reconocidas por su capacidad de digerir madera.

"Lección sobre biodiversidad"

Los investigadores de la Universidad Estatal de Mississipi están trabajando ahora en la identificación de cada una de las bacterias, con el objetivo de aislar las enzimas más eficientes.
"El descubrimiento también nos da una lección sobre la importancia de la biodiversidad y de la preservación de los animals en peligro de extinción"
Ashli Brown
Brown señaló que en un futuro podría utilizarse ingeniería genética para introducir genes en levaduras que producirían las enzimas necesarias en cantidades industriales.
"El descubrimiento también nos da una lección sobre la importancia de la biodiversidad y de la preservación de los animales en peligro de extinción", agregó la investigadora. Se estima que hay menos de 2.500 pandas en su ambiente natural y unos 200 en cautiverio.
"Los animales y las plantas son una fuente fundamental de medicinas y otros productos de los que dependen los seres humanos", dijo Brown.
"Si los perdemos, esa fuente potencial desaparecerá para siempre".

Fuente:
www.bbc.co.uk/mundo


miércoles, 3 de agosto de 2011

Los secretos del caracol


Investigadores argentinos avanzan en su conocimiento del caracol de agua dulce, originario de Sudamérica y una plaga en Asia.
El caracol de agua dulce es una plaga en países asiáticos (Foto: H. Heras).

El caracol de agua dulce es común en las provincias de Buenos Aires y la Mesopotamia. Se caracteriza por depositar sus huevos, de un característico color rosado fuera del agua. La razón para esta exposición ante potenciales depredadores radica en la presencia en dichos huevos de una proteína que aporta color y protección.

Los resultados publicados en la revista PLoS indican que la proteína ovorubina es responsable de la coloración rosácea que representa una señal de peligro en la naturaleza. Pero también tiene una función de defensa que evita que los depredadores que ingieren los huevos puedan digerirlos, por los cuales estos no representan ningún valor nutricional para los organismos que los consumen.

El Dr. Horacio Heras y su equipo habían demostrado previamente la existencia de otra proteína neurotóxica en este organismo, PV2, la cual es el primer ejemplo de este tipo de toxinas en huevos del reino animal.

De esta manera las proteínas de los huevos del caracol de agua dulce cumplen la doble función de nutrientes para el embrión y mecanismo de defensa. Este mecanismo de defensa no había sido descripto en animales hasta el momento y es muy similar al que exhiben las plantas para defenderse de depredadores herbívoros.

Conocer más sobre el metabolismo del caracol en su etapa embrionaria, la más sensible, abren posibilidades de desarrollar herramientas para su control en regiones donde su presencia alcanza niveles peligrosos. Esto se debe a que su introducción en países asiáticos en la década del 80 se ha transformado en un problema, dado que ataca cultivos de arroz y taro. Al no tener un depredador natural en esa región, no hay forma de controlar su multiplicación. La situación en Sudamérica, de donde es originario el caracol es distinta, ya que hay una hormiga que come sus huevos, constituyéndose en una forma de control natural.

Fuente:
www.agenciacyta.org.ar

martes, 2 de agosto de 2011

Bicicletas de bambú: ingeniería sustentable


Las fabrica Nicolás Masuelli, estudiante de Ingeniería Industrial en nuestra Universidad. Son ecológicas, livianas y eficientes y ya se venden por el mundo.
Livianas y reciclabes son las bambucicletas de Masuelli.

Por Anahí Lovato y Gisela Moreno


En el año 2008 la Dirección de Comunicación Multimedial de nuestra Universidad entrevistaba a Nicolás Masuelli, un joven emprendedor, estudiante de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura. Por esos días, Masuelli comenzaba a desarrollar sus prototipos de bambucicletas: rodados con estructura de caña de bambú.

Hoy, los diseños de Nicolás circulan por calles y senderos del mundo. Ha creado diferentes modelos para todos los terrenos y gustos. Su intención es construir bicicletas ecológicas, reciclables y con una fuerte impronta de identidad.

Masuelli rememora los inicios de su proyecto y cuenta que, cuando se puso a estudiar bien el tema, concluyó que tenía que hacer una bici cómoda, que hiciera placenteros los paseos. También planificó una posición de manejo adecuada con respecto al tráfico urbano y proyectó un rodado resistente. Las propiedades del bambú resultaron las indicadas para terminar de darle forma a la idea.

Las bambucicletas de Nicolás son sustentables porque utilizan materia prima que, según el futuro Ingeniero, pueden desarrollarse y obtenerse en nuestra propia región. "Nada de metales, ni minería a cielo abierto, ni destrucción de ecosistemas, ni procesos que consumen energía y contaminan", explica Masuelli, orgulloso de aportar al mundo una producción que  reduce el impacto medioambiental industrial.

Sus modelos de rodados ecológicos fueron aprobados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y comienzan a transformarse en un negocio rentable para su diseñador, que ya está vendiendo bambucicletas a lo largo y ancho del planeta.

Para conocer con más detalles el proyecto de Masuelli y las ideas que lo inspiran, recomendamos leer la nota titulada Estudiante fabrica bicicletas de bambú. 

Fuente:
www.unr.edu.ar

sábado, 30 de julio de 2011

Destino final para las pilas.


Investigadores del Instituto Balseiro trabajan para desarrollar un dispositivo móvil que permita descartar pilas de manera segura.
El descarte de pilas usadas requiere de respuestas efectivas (Foto: cpfreviews.com)

Por Leonardo Oliva*
Una planta móvil que puede trasladarse a los depósitos donde se almacenan pilas y baterías, reduciendo costos y riesgos de contaminación para el medio ambiente, es desarrollada por un equipo de investigadores del Balseiro. El dispositivo, único en su tipo, evita los riesgos ambientales que implicaría el traslado de estos residuos, neutraliza los metales pesados que contienen, a la vez que se genera conciencia acerca del cuidado del medio.

Científicos del Balseiro trabajan en el desarrollo de una planta móvil para el tratamiento de pilas en desuso, un novedoso método para evitar la degradación de estos elementos y sus nocivas consecuencias para el medio ambiente. “El concepto es sencillo: las pilas agotadas son consideradas un residuo peligroso. Moverlas de un lugar a otro implica un costo y establecer una serie de requisitos de seguridad que en este caso no se aplicaría. Por eso, simplemente la planta va al lugar del residuo y lo neutraliza”, explica a InfoUniversidades Diego Rodríguez, uno de los impulsores del proyecto.

La razón de que sea móvil, indica Rodríguez, reside en que “una planta fija implicaría un desplazamiento de los residuos y materias primas que no sería viable en el aspecto económico y representa, además, un riesgo ambiental durante su traslado”.

El proyecto nació en la década del ‘90 en el Laboratorio de Materiales Nucleares del Centro Atómico Bariloche, a cargo en ese entonces del licenciado Diego Russo. En la actualidad y bajo la dirección del doctor Miguel Prado, se sigue trabajando y mejorando el proceso, y se propone el concepto de planta móvil que se adapte a un país como Argentina, donde las distancias son muy grandes. “Sin lugar a dudas, el mismo concepto no sería viable en Suiza”, reconoce Rodríguez.

Causantes de contaminación
Las pilas son dispositivos que convierten la energía química generada por la reacción de sus componentes en energía eléctrica. Las baterías contienen más de una pila o celdas conectadas entre sí mediante un dispositivo permanente. Los principales componentes de las pilas son mercurio, cadmio, níquel, litio y níquel. Las pilas son arrojadas con el resto de la basura siendo vertidas en basureros, donde sufren la corrosión de sus carcasas y se produce el derrame de metales pesados de gran toxicidad que se liberan a los suelos, aguas superficiales y subterráneas.

El procedimiento con el que trabajan los investigadores del Balseiro es la inmovilización en matrices vítreas de los metales pesados que contienen las pilas en su interior. “Las pilas son energía eléctrica envasada. Una vez agotadas, lo que queda como residuo es el envase; y cada tipo de envase tiene características diferentes, algunas de las cuales pueden afectar, o no, el medio ambiente”, explica Rodríguez.

Pilas y baterías suelen juntarse sin tener asegurado su destino final. Al concentrarlas, el riesgo de degradación aumenta. “Con una mayor concentración de los componentes no inocuos que puedan contener las pilas usadas, existe mayor riesgo de que ocurran fallas en el sistema. Fallas mecánicas y humanas, así como reacciones químicas anormales. En suma, al acumular todo ese material sin una separación y almacenamiento adecuado, se corre un gran riesgo”, advierte Rodríguez.

Por eso, entiende que la manera correcta de tratar el problema sería que las pilas secundarias o recargables deberían volver al fabricante (o comercializador, exportador o importador) para que éste las recicle o reutilice los componentes útiles.

Reciclaje a domicilio
El proyecto, que se desarrolla en el Balseiro, terminó el diseño conceptual de la planta de reciclado móvil, que utilizará “tecnologías probadas que se aplican en otros procesos industriales y se adaptan a esta problemática”, anticipa Rodríguez.El gran desafío de los científicos es que se trata de un dispositivo único en su tipo, ya que no existen antecedentes de algo parecido.

El objetivo es contar con un dispositivo que se traslade a distintos lugares brindando un doble servicio a las comunidades: el procesamiento de los residuos y la educación de los ciudadanos para generar una conciencia del cuidado del ambiente.


*prensa@uncu.edu.ar
Dirección de Prensa
Universidad Nacional de Cuyo

Fuente:
infouniversidades.siu.edu.ar

lunes, 6 de junio de 2011

Tecnología 'puede reducir problemas de urbanización'

Priya Shetty
1 junio 2011
A new building in Cambodia 
 
[LONDRES] La creciente urbanización no tiene que ser sinónimo de desastre para la salud humana o para el ambiente, y tanto la investigación como la tecnología subutilizada pueden ayudar a mitigar sus negativos efectos, se dijo en una conferencia.

Las naciones en desarrollo deben aceptar que la urbanización es inevitable, e invertir en investigación  e infraestructura para apoyar a sus crecientes poblaciones, dijo Cecilia Tacoli, investigadora del Instituto Internacional de Ambiente y Desarrollo (IIED, por su sigla en inglés), a los delegados de la conferencia Population Footprints, realizada en Londres la semana pasada (25-26 de mayo).

La conferencia, organizada por el University College London y el Leverhulme Trust, ambos con sede en el Reino Unido, indagó en los efectos del crecimiento y la dinámica poblacional sobre la salud y el cambio climático.

La mayor parte del crecimiento poblacional se registrará en ciudades de Asia y África, cuyas poblaciones urbanas se duplicarán entre 2000 y 2030, alcanzando a 3.400 millones, según el informe ‘Estado de la Población Mundial: Liberar el potencial del crecimiento urbano’, realizado en 2007 por el Fondo de Población de Naciones Unidas.

Pero los países en desarrollo rechazan comprometerse con el proceso de urbanización y persisten en hacer políticas que dificultan la migración hacia las ciudades, dijo Tacoli a SciDev.Net. Por lo tanto, su infraestructura urbana está escasamente equipada para proporcionar servicios básicos tales como atención de salud, alimentos, agua y combustibles.

Gran parte de la resistencia a la urbanización tiene su origen en la preocupación de que el crecimiento de las ciudades consuma muchos recursos y dañe el ambiente.

Pero esto es erróneo, de acuerdo con un documento del investigador del IIED David Satterthwaite, publicado este mes en Philosophical Transactions of the Royal Society A. Según plantea, las actuales tecnologías pueden asegurar que la urbanización “combine altos estándares de vida con emisiones de gases invernadero  relativamente bajas y menores demandas de recursos”.

Satterthwaite menciona a Porto Alegre, en Brasil, que “provee buena agua, saneamiento, alcantarillado y escuelas”, a modo de ejemplo sobre cómo gobiernos innovadores y una comunidad fuerte pueden hacer que esto sea posible.

Ciudades mejor administradas podrían proporcionar beneficios, tanto ambientales como sanitarios, dijeron expertos en la conferencia. Indrajit Hazarika del Instituto Indio de Saud Pública, en Nueva Delhi, dijo: “En la mayoría de los países en desarrollo, mientras el sistema de salud pública en áreas rurales sigue siendo devastado, las áreas urbanas se benefician de una alta concentración de trabajadores de la salud y de instalaciones”.

Pero muchos inmigrantes pobres en la periferia de las ciudades no ven estos beneficios, según Tacoli. “Datos sobre indicadores de salud dentro de las ciudades muestran enormes disparidades, y quienes sufren más son las personas que viven en asentamientos informales, con mala o ninguna infraestructura”, dijo.

Descentralizar la atención de salud urbana podría ayudar, pero requiere investigación innovadora en la entrega de atención sanitaria, dijo Hazarika, quien agregó que el uso eficiente de los recursos es fundamental para atender las inquietudes sobre energía y ambiente.

Peter Williams de ARCHIVE, una organización no gubernamental que promueve la vivienda saludable, dijo que las tecnologías eco-amigables en vivienda y provisión de servicios podrían mitigar los efectos ambientales de la sobrepoblación, pero solo si las soluciones se diseñan con los habitantes locales desde el principio.

Enlace al artículo completo en Philosophical Transactions of the Royal Society A (en inglés)

Fuente:
www.scidev.org


Entradas populares