domingo, 25 de septiembre de 2016

Olimpia Righetti, una apasionada por la arqueologia santiagueña

Los hermanos Wagner propusieron su tesis sobre la correlación de la cultura chaco-santiagueña con las del nuevo y viejo continente. La existencia de un Imperio de las Llanuras con una cultura compleja.

Fue la discípula de los hermanos Wagner. Realizó importantes descubrimientos sobre las culturas que habitaron esta tierra. Dirigió los destinos del Museo Arqueológico, dándole un lugar privilegiado entre las sociedades científicas de América.

Olimpia Righetti, quien naciera en Santiago del Estero en 1910. Su padre, Víctor Righetti, fue un ciudadano suizo y su madre, Palmira Cari, una dama italiana. Realizó sus estudios pedagógicos en la Escuela Normal del Centenario.

 
  
Desde sus años de escuela se consagró al estudio de las cerámicas chaco-santiagueñas, hasta que en el año 1936 llegó a trabajar en el Museo Arqueológico, junto a Emilio y Duncan Wagner, desempeñándose como dibujante. Con el correr del tiempo se fue formando en los estudios que los hermanos venían haciendo acerca de aquella civilización. 

Cuando Emilio Wagner falleciera, en septiembre de 1949, quedó al frente del Museo, prosiguiendo las investigaciones orientadas por el pensamiento y acción de quien fuera su maestro.

Entre 1950 y 1960 dirigió una misión arqueológica por los departamentos Banda y Robles (área del río Dulce), zona en la que exhumó bastante material como fruto de las excavaciones realizadas. A esta actividad se le sumaron los viajes por países vecinos, donde dictó conferencias, haciendo conocer sobre los descubrimientos arqueológicos Chaco-Santiagueños y la obra de los Hnos. Wagner.

Entre tantos destinos, recorrió el Rió Dulce hasta la localidad de Termas de Rio Hondo, e ilustrando sus hallazgos. A continuación un documental del Canal Encuentro.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares